Bergman en la 16.° Reunión del Comité de Base de Datos de Factores de Emisión del IPCC


El Secretario de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, rabino Sergio Bergman, realizó hoy la apertura de la 16.° Reunión del Comité Editorial de la Base de Datos de Factores de Emisión del Grupo de Trabajo sobre Inventarios (TFI) del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). El encuentro, que se lleva a cabo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, continuará hasta el 16 de noviembre y participarán 40 expertos de todo el mundo, así como especialistas del IPCC.

Durante la apertura el Secretario Bergman destacó el trabajo del comité de datos en factores de emisión: “Fundamentalmente, de cara a lo que IPCC publicó, que encomendó la Cumbre del Acuerdo de París. Es un hito en el cambio de paradigma, en cuanto a que el cambio climático no requiere de posiciones ideológicas, sino lógicas, consistentes y coherentes, basadas en la academia y en la ciencia, para poder tomar decisiones pertinentes. Cuando no tenemos más tiempo, urge actuar”. Y continuó: “Necesitamos a la ciencia para entender y tomar conciencia que el cambio climático no es el problema, sino solo su indicador. El calentamiento global nos indica que no podemos seguir realizando las cosas como las estamos haciendo. Para poder revertirlo hay que tomar decisiones políticas que tengan impactos sociales y económicos”.

“Argentina tiene hoy el privilegio de estar presidiendo el G20”, agregó Bergman y llamó a que “los principales jefes de Estado interpreten esta señal frente a la urgencia y a la emergencia de que son ellos los principales responsables de las máximas cantidades de emisiones”. También señaló “la importancia de tomar decisiones para revertir estas tendencias”. “Nuestro país (junto con Alemania y Japón) consensuó colaborar con la presidencia de Polonia en la próxima COP para que vayamos todos con el compromiso de asumir las decisiones que hay que tomar. Porque el Acuerdo de París no está para ser negociado sino para ser cumplido, y el tiempo es ya”, concluyó Bergman.

Durante la reunión se espera que el TFI adopte nuevos factores de emisión de gases de efecto invernadero para varios sectores como residuos, procesos industriales, energía y agricultura y cambio de uso.

En relación a esto, el secretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, Carlos Gentile, indicó: “El desarrollo de estos futuros factores es un insumo que pasará a ser parte de una base de datos de la cual puedan servirse los distintos países. También explicó que “Argentina tiene un sector agropecuario importante. En ese sentido los factores de emisiones son un tema relevante a considerar. En cuanto esos factores se perfeccionan hay mayores probabilidades que los datos sean más reales, que se traduzcan en la multiplicación de índices productivos, enriqueciendo nuevos inventarios”.

Además, estuvieron en la apertura la secretaria académica de la Facultad de Derecho, Silvia Nonna; los copresidentes del Grupo de Trabajo sobre Inventarios del IPCC, Kiyoto Tanabe y Eduardo Calvo; y Andrej Kranj, oficial especialista del IPCC.

El IPCC fue creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Su misión consiste en analizar la información científica, técnica y socioeconómica relevante para entender el riesgo que supone el cambio climático provocado por las actividades humanas, sus posibles repercusiones y las posibilidades de adaptación y atenuación del mismo. El panel mencionado representa el mayor grupo de científicos independientes que trabaja para asesorar a los políticos sobre la evolución del fenómeno a nivel global. Las cuestiones técnicas acordadas bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) utilizan como sustento científico-técnico los informes elaborados por el IPCC.

El Equipo de Trabajo Especial sobre los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero (TFI) constituye un equipo especial sobre los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero que se encarga de desarrollar y definir una metodología internacionalmente acordada para el cálculo y la elaboración de los inventarios nacionales de gases de este tipo.