Basterra y Ministros de Agricultura de más de 30 países de América se reunieron para coordinar acciones y garantizar la alimentación frente al COVID-19

Abordaron las medidas que se están tomando para controlar la pandemia. Argentina destacó la importancia de articular la inocuidad alimentaria, el control de las zoonosis y la lucha contra la resistencia contra antibióticos.


El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, participó de una nueva reunión hemisférica junto a sus pares de América y organizaciones internacionales como IICA y FAO, en donde hicieron foco en la colaboración para la recolección de experiencias y en la elaboración de protocolos de respuesta y mitigación, para garantizar la salud de los productores, los trabajadores y el normal funcionamiento de las cadenas de valor y la producción de alimentos.

Durante el encuentro virtual, los principales ejes planteados por Argentina fueron: la visión global de la pandemia, qué medidas se están tomando para controlarla, el aporte de los agricultores en este momento tan particular y los cambios de paradigma tanto para nuestro país, como para el mundo. Reafirmando los principios de cooperación, solidaridad, erradicación de la pobreza e igualdad que deberían guiarnos en los próximos años.

También se destacó la importancia de los organismos internacionales como la FAO y el IICA, que trabajando en conjunto con Argentina tienen la capacidad y las herramientas para comprender mejor los cambios que se avecinan e implementar políticas públicas acordes, en pos de una agricultura sostenible, desarrollo rural y lucha contra la inseguridad alimentaria.

Nuestro país también subrayó que no hay fórmulas mágicas ni soluciones universales. Las soluciones se tienen que ir ajustando con el paso de los días en función de las necesidades, que van cambiando permanentemente. En Argentina, se prioriza la salud de las personas adoptando una serie de medidas en el plano sanitario, social y económico, lo que ha permitido achatar la curva de crecimiento de la pandemia.

Según FAO, cuando la economía de un país se desacelera en un 1%, la inseguridad alimentaria de su población aumenta entre un 1,5 y 2%.

Para finalizar, Argentina destacó el rol social de los agricultores que trabajan en la producción sostenible de alimentos. Por lo que es imperioso articular la inocuidad alimentaria, el control de las zoonosis y la lucha contra la resistencia contra antibióticos. Remarcando, además, la responsabilidad colectiva y enfatizando en trabajar juntos para dar respuestas que estén a la altura de los desafíos.

Estuvieron presentes junto a Basterra y los ministros de Agricultura de América, el asesor de Unidad Ministro del Ministerio, Roberto Adaro y representantes de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID); el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE); el Instituto de Investigación y Desarrollo del Caribe; el Banco de Desarrollo para América Latina; la Comisión Interamericana de Mujeres; la Comisión Económica para América Latina y el Caribe; la Comunidad del Caribe; la Organización Mundial de Sanidad Animal; la Organización Regional Internacional para la Salud Agrícola; el Programa Mundial de Alimentos; la Agencia de Salud Agrícola y Seguridad Alimentaria del Caribe y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola.