Barañao en la entrega de premios Bunge y Born

La disciplina galardonada este año fue la Matemática y se distinguieron a dos investigadores del CONICET por sus aportes en Métodos Estadísticos Robustos y la Geometría Fractal.


El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao, fue el invitado especial en la ceremonia de entrega del Premio Fundación Bunge y Born y el premio Estímulo a Jóvenes Científicos que se realizó anoche en el CCK. Los premiados fueron Víctor Yohai y Pablo Shmerkin, dos destacados matemáticos argentinos que trabajan en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, la Universidad Torcuato Di Tella y el CONICET.

Barañao reconoció el trabajo de la Fundación Bunge y Born y de la importancia de este tipo de premios para marcar un camino, especialmente para las nuevas generaciones. “Lo más maravilloso que tiene la matemática es que siendo un fenómeno psicológico extremadamente complejo, permite predecir situaciones del mundo real”, afirmó en relación a la importancia de que aquello que se lucubra matemáticamente tenga aplicación. “Además tiene otra connotación: su impacto social”, agregó. “El único camino que tiene la Argentina para desarrollarse, entendiendo el desarrollo como aumento de riqueza y mejora en su distribución, es que tenga un sistema científico potente y acoplado a nuestra sociedad”, dijo al concluir su exposición.

“Dada la importancia de la matemática como pilar del conocimiento científico, como vínculo interdisciplinario y como motor del desarrollo de la capacidad de razonamiento humano, el Consejo de la Fundación eligió esta disciplina para destacar los logros de los premiados de hoy”, explicó el presidente de la Fundación, Jorge Born, en relación al premio.

Víctor Yohai expresó su profunda emoción al recibir el premio: “Este premio representa uno de los mayores reconocimientos al que los científicos argentinos pueden aspirar. Me da mucha satisfacción que este año haya sido seleccionada la matemática, y específicamente la estadística“. Al momento de hablar de los motivos que lo inclinaron por la Matemática cuando iba a comenzar la universidad, comentó: “En mi inseguridad adolescente la Matemática era la única ciencia que me daba garantía de verdades absolutas”. Y agregó: “Otra razón fue el profundo sentido de belleza que se encuentra en esta disciplina, esta belleza se manifiesta en los métodos de demostración, en la armonía y profundidad de alguno de sus resultados”.

Shmerkin, por su parte, dijo que “es un honor verdaderamente enorme y también una gran sorpresa. En Argentina se hace mucha Matemática excelente y haber sido elegido por este jurado de altísimo nivel también me da una gran responsabilidad hacia el futuro”, en relación al premio. “La matemática es una actividad social y no podría haber llegado hasta acá sin la influencia, el apoyo, la colaboración y el estímulo de un montón de gente. Si bien el premio es en mi nombre, en realidad el mérito es compartido con todos ellos”, expresó agradecido.

Sobre los ganadores

Víctor Yohai es Licenciado en Matemática por la Universidad de Buenos Aires y Doctor en Estadística por la Universidad de Berkeley. Actualmente se desempeña como Profesor Emérito en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, Investigador Superior en el CONICET, y Miembro Titular de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Su tarea de investigación se vincula principalmente con los Métodos Estadísticos Robustos, sobre los cuales, junto a Ricardo Marona y Douglas Martin, publicó un prestigioso libro titulado Robust Statistics: Theory and Methods.

Pablo Shmerkin, a los 17 años obtuvo una medalla de Oro en la Olimpíada Iberoamericana de Matemática, celebrada en Fortaleza en 1994. Más tarde, realizó una Licenciatura en Matemática en la Universidad de Buenos Aires, y un doctorado en University of Washington (Seattle, Estados Unidos). En 2013 regresó a la Argentina para desempeñarse como Profesor Investigador Asociado en la Universidad Torcuato Di Tella y, desde 2014, también como Investigador Adjunto en el CONICET.

Su principal área de investigación es la Geometría Fractal, a la cual ha enriquecido con nuevos métodos provenientes de la Teoría Ergódica y la Combinatoria. Entre sus logros destacan la resolución de dos conjeturas planteadas por el matemático israelí Hillel Furstenberg en la década de 1960. También dijo unas palabras durante la ceremonia, Andrei Okounkov, un destacado investigador ruso ganador de la Medalla Fields 2006, que felicitó a los galardonados y agradeció a la Fundación por esta distinción en el campo de las matemáticas.

El Premio Fundación Bunge y Born y el Premio Estímulo se otorgan de manera ininterrumpida desde 1964 y 2001, respectivamente. Algunas de las disciplinas premiadas han sido agronomía, biología, bioquímica, física, geología, ingeniería de procesos, medicina, paleontología, química y veterinaria.

También estuvieron presentes en la ceremonia el secretario de Planeamiento y Políticas, Jorge Aguado; el secretario de Articulación Científico Tecnológica, Agustín Campero; el presidente y la vicepresidenta de Asuntos Científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Alejandro Ceccatto y Mirtha Flawiá, respectivamente; el Ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere; el Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi; y destacados científicos e investigadores del país.