Bajo el PROEMPLEAR, jóvenes construyen barco en la ex Tandanor

El ministro Tomada visitó las prácticas de entrenamiento laboral, dirigidas a jóvenes de 18 a 24 años, que impulsa la cartera laboral.


El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, junto al secretario de Empleo, Matías Barroetaveña, recorrió el Complejo Industrial y Naval Argentino (CINAR), que agrupa a los astilleros ex TANDANOR, y que a través de la Fundación Escuela Goleta del Bicentenario y la Asociación Civil M. A. Probo realizan acciones de entrenamiento para el trabajo en el marco del PROEMPLEAR.

Tomada expresó que “es muy emocionante estar aquí, un lugar emblemático del trabajo argentino, y volver a ver que hay trabajadores”.

Luego el Ministro destacó la importancia de que “los jóvenes se están formando en oficios navales, una industria madre de industrias, como se la conoció siempre y que lentamente se está volviendo a poner de pie”.

Las prácticas se llevan adelante en una nave cedida por la Marina Argentina a la Fundación Goleta del Bicentenario. Por medio de las acciones de capacitación los jóvenes adquieren conocimientos en aviado general, armado estructural de carrocerías, masillado, pintura, laminado en epoxi y polyester, terminación general de la construcción, habilidades para poder construir barcos con materiales compuestos de fibra de vidrio y fibra de carbono en dichos astilleros, y saberes de gestión administrativa como armado de curriculum vitae y protocolo en RR.HH.

La Escuela Goleta actualmente se encuentra abocada a que los jóvenes construyan un barco a vela llamado “Bergantín Goleta Santa María de los Buenos Ayres”, que tendrá por objetivo fundamental la inclusión social aprovechando las virtudes de la navegación a vela. Este proyecto está dirigido a estudiantes con riesgo de vulnerabilidad, en proceso de recuperación de adicciones o a personas con capacidades diferentes.

El PROEMPLEAR surge como una nueva herramienta para dar respuesta a los desafíos del actual contexto laboral, con el objetivo de promover el empleo registrado, facilitar la inserción laboral de los trabajadores más vulnerables, y contribuir al registro de trabajadores. Mediante el PROGRESAR se generan oportunidades de inclusión social y laboral, partiendo de acciones integradas que permiten capacitar a los jóvenes de entre 18 y 24 años de edad inclusive, con el fin de completar la escolaridad obligatoria, iniciar o facilitar la continuidad de una educación superior y realizar experiencias de formación local. A través de los Cursos de Introducción al Trabajo (CIT) aprenden sus derechos laborales, técnicas para buscar empleo y nociones básicas sobre salud y seguridad en el trabajo. Además, el Ministerio de Trabajo brinda también cursos de distintos oficios como construcción, carpintería, software, mecánica del automotor, metalmecánica, pastelería, a través de las instituciones de formación profesional, los cuales se articulan con la demanda de los sectores productivos y las necesidades de formación de los trabajadores. Los jóvenes realizan prácticas en ambientes de trabajo que incluyen procesos de formación y tutoría para enriquecer las destrezas y habilidades de trabajadores desocupados, con el objetivo de mejorar sus condiciones de empleabilidad y contribuir al fortalecimiento de la productividad y la competitividad de las empresas a partir de la posibilidad de incorporarlos de acuerdo a sus necesidades.

TANDANOR

Tandanor ocupa un predio de 21 hectáreas frente al canal sur del Puerto de Buenos Aires y dispone de 1.400 metros de muelles propios, talleres, gradas de construcción y reparación, grúas móviles y flotantes. Fue fundada como Talleres Navales de Marina en 1879, durante la presidencia de Nicolás Avellaneda, para el mantenimiento de los buques de la Armada Argentina. En 1922 fue renombrado Arsenal Naval Buenos Aires y en 1971 se constituyó como sociedad anónima con su nombre actual y participación mayoritaria de capital estatal. En 1973 la Armada incorpora el personal y propiedad de TARENA (Talleres de Reparaciones Navales), otro importante astillero propiedad del Estado. En 1991 fue privatizada y en 1999, los principales accionistas declararon la quiebra, y a pesar de ello, la mayoría de los trabajadores continuaron con sus tareas.