Presidencia de la Nación

Avanzan obras en distintos puntos de Catamarca

Se trata de obras financiadas por ENOHSA que ya están en marcha en toda la provincia.


Continúan avanzando las obras en ejecución financiadas por ENOHSA en la provincia de Catamarca. Entre ellas se encuentran: el acueducto a cisterna Piedra Blanca, ubicado en la localidad de Fray Mamerto Esquiú; la red colectora de efluentes cloacales y planta de tratamiento de filtros superficiales, en Paclín; la planta depuradora de efluentes cloacales domiciliarios, en Santa María; y la planta depuradora de efluentes cloacales domiciliaria y nexo colector en Tinogasta.

Acueducto a cisterna Piedra Blanca

Este proyecto contempla la provisión e instalación de 2.150 metros de tubería en poliéster reforzado de fibra de vidrio, para la realización de un empalme al acueducto principal Pirquitas-Capital. Además, implica la provisión y colocación de válvulas de aire y desagüe. Puntualmente, el agua pasará por el centro de Piedra Blanca, hasta el camino de La Falda, para ingresar a las cisternas.

Dicha obra requirió una inversión del Estado Nacional de 64 millones de pesos y actualmente tiene un avance estimado de más del 75%. Del mismo modo, la misma beneficiará a más de 8 mil vecinos y vecinas de los distritos de La Tercena, San José de Piedra Blanca y San Antonio. Asimismo, esta gran obra de ingeniería genera alrededor de 20 puestos de trabajo.

Red colectora de efluentes cloacales y planta de tratamiento de filtros superficiales

La segunda obra, situada en el departamento de Paclín, beneficiará a la localidad de La Merced y consta de la instalación de una red de desagües de 1164 metros (colector y colectoras), lo que se traduce en 98 conexiones domiciliarias. Cabe destacar, que los efluentes cloacales serán volcados a una planta de tratamiento no convencional.

Esta planta, se encuentra conformada por un tratamiento primario que incluye rejas y desarenador; un tratamiento secundario conformado por un digestor; y un tratamiento terciario que se tratará de un sistema no convencional de flujo subsuperficial horizontal con filtros fitoterrestres. Esta obra, alcanzó un avance aproximado del 50%, requiere una inversión de 19 millones de pesos y mejorará la calidad de vida de 500 vecinos y vecinas.

Planta depuradora de efluentes cloacales domiciliarios

Cabe señalar, que este proyecto consiste en la ejecución de una nueva planta de tratamiento, en base a lodos activados. Los principales componentes son una planta de tratamiento compuesta por una estación de bombeo, un sistema de tratamiento primario compuesto por rejas y desarenadores de flujo convencional.

Además, contará con un tratamiento secundario que consiste en un sistema de lodos activados compuesto por tres cámaras de aireación y tres sedimentadores. A esto se sumará la sala de sopladores y desinfección en cámara de contacto de cloro. Finalmente, el tratamiento de lodos se realizará a través de un digestor de lodos aerobios, dos playas de secado y un colector anexo que unirá la planta urbana con la planta de tratamiento.

Es necesario resaltar, que esta obra llega para resolver un serio problema de más de 14 mil vecinos y vecinas, ya que actualmente los efluentes son vertidos directamente al río Santa María. Precisamente, el mencionado proyecto de infraestructura se encuentra enmarcado en una inversión de más de 229 millones de pesos, que resultan en la creación de 70 puestos de trabajo.

Planta depuradora de efluentes cloacales domiciliaria y nexo colector

Por último, este proyecto resolverá un problema de larga data en la localidad, ya que sólo cuenta con un sistema de red cloacal con una cobertura del 30% de la zona urbana y un sistema de tratamiento de los líquidos recolectados compuesto por lagunas. No obstante, este sistema presenta dificultades operativas debido a que la población se ha asentado en lugares muy próximo a ella, por lo que se pueden percibir olores desde la entrada al municipio.

Es por eso que se está llevando a cabo esta nueva planta del tipo de lodos activados, ubicada aproximadamente a cuatro kilómetros de la población. Este proyecto incluye la ampliación de la capacidad de tratamiento no sólo a la población presente, sino que también se contempla el crecimiento demográfico. Esto implica un desembolso de 258 millones de pesos y la mejora en la calidad de vida de más de 12 mil personas.

Scroll hacia arriba