Avanzan las gestiones para la puesta en funcionamiento del Centro Oncológico Pergamino

El miércoles 6 de marzo se firmaron los convenios entre la CNEA, la Fundación Centro de Medicina Nuclear y el Municipio de Pergamino, para la puesta en funcionamiento y administración del Centro Oncológico Pergamino (COP).


El Centro fue ejecutado a través de la CNEA en el marco del Plan Nacional de Medicina Nuclear, sobre un terreno de titularidad de la Provincia de Buenos Aires. Dentro de este contexto, resultaba necesario formalizar la cesión del inmueble, lo que finalmente se logró tras negociaciones entre ambas instituciones.

Mediante la firma de un convenio de colaboración, la CNEA cedió el uso del Centro Oncológico al Municipio de Pergamino a la Municipalidad quien, a su vez, atento a la complejidad que representa para el Estado local la gestión del COP al carecer de antecedentes en el ámbito de la medicina nuclear y de los recursos humanos necesarios para su operación, delegó y encomendó su administración a la Fundación Centro de Diagnóstico Nuclear (FCDN), en una concesión por 15 años.

En este contexto, este miércoles representantes de CNEA, la Secretaría de Energía de la Nación, de la cual depende la CNEA, el Municipio de Pergamino y la Fundación visitaron la Ciudad para la firma de ambos convenios de cesión.

Un cambio rotundo en calidad de salud

Ubicado en calle Monteagudo 2440, dentro del predio del Hospital Interzonal Gral. De Agudos “San José”, se trata de un moderno espacio de salud de 1800m² cubiertos que cuenta con dependencias administrativas, consultorios, espacios de espera, lugares de estadía para los pacientes y equipos de la más alta tecnología para la aplicación de complejos protocolos de tratamiento oncológico.

La presencia del Centro Oncológico resulta de indudable trascendencia médica y social para el Partido de Pergamino y toda la zona de influencia. En primer lugar, permitirá a la población de Pergamino y zonas aledañas contar con atención de excelencia para tratamientos oncológicos mediante el uso de tecnologías nucleares y otras tecnologías de avanzada aplicadas a la salud. En segundo lugar, su localización evitará que los pacientes oncológicos de la zona deban trasladarse a otras localidades para recibir atención médica.

Por último, su primordial objetivo es la inclusión y el acceso a la mejor tecnología de diagnóstico y medicina oncológica de aquellos sectores que no integran los sistemas de seguridad social o pre pagos, cumpliendo con la premisa fundamental de respeto a los derechos fundamentales de la salud de la población más vulnerable.