Avanza la reactivación de un ramal abandonado del Belgrano Cargas para aumentar la carga transportada

Se adjudicó una nueva obra de renovación de 80 kilómetros de vía en los tramos Metán-Rosario de la Frontera del Ramal C y Gobernador Garmendia-Las Cejas del Ramal C8. Estos trabajos se suman a los 120 kilómetros en el C8 desde Rosario de la Frontera hasta Gobernador Garmendia donde ya se está montando vía nueva. Cuando esté terminada la obra, el Belgrano Cargas podrá sumar más de 2 millones de toneladas hasta los puertos de exportación, beneficiando a las economías de esa región que hoy en día no cuentan con la opción del ferrocarril para transportar sus productos.


Trenes Argentinos Infraestructura, organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, adjudicó una nueva obra de renovación de vías dentro del proyecto de Recuperación del ferrocarril Belgrano Cargas. Se trata de 40 kilómetros en el ramal C entre Metán y Rosario de la Frontera, y de otros 40 kilómetros en el ramal C8 entre Gobernador Garmendia y Las Cejas, que se encontraban inhabilitados por su estado de abandono desde hace más de 30 años.

Gracias a la recuperación de estos ramales, el ferrocarril de carga podrá transportar alrededor de 2 millones de toneladas de maíz y soja hasta los puertos de exportación, en Santa Fe, ya que esta zona, por sus ventajas geográficas, permite mayor capacidad de remolque. De esta forma, se le brindará una solución a los productores regionales, quienes contarán con una alternativa logística más económica y eficiente al camión, al mismo tiempo que reduce el tránsito en rutas y la contaminación ambiental.

Cuando las obras estén completas, vamos a tener una logística mucho más competitiva, que va a ayudar a que se desarrolle y fortalezca la economía del norte de nuestro país. La renovación de vías de la traza se completa con obras estratégicas, como el acceso a los puertos, para que el impacto sea rotundo”, afirmó Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura.

Esta obra va a beneficiar a los productores agropecuarios del sector ya que, una vez habilitado el ramal, se podrán captar grandes cantidades de soja y maíz de la región. Además, a la inversión en obras sumamos el nuevo material rodante que ya tenemos en funcionamiento -107 locomotoras y 3500 vagones- con los que incrementamos nuestra eficiencia y tiempos de tránsito para brindar un servicio logístico competitivo”, añadió Ezequiel Lemos, presidente de Trenes Argentinos Cargas.

Se colocarán nuevos rieles más pesados sobre durmientes de hormigón más resistentes, con nuevas fijaciones y piedra balasto. Gracias a esta modernización, se podrá transportar más carga en menos tiempo. Se espera que las obras comiencen en diciembre de 2019 y finalicen un año después.

Estas obras, para las cuales el Gobierno nacional está invirtiendo unos 3.000 millones de pesos, se suman a los más de 700 kilómetros finalizados y casi 400 en construcción, sobre un total proyectado de 1.800 kilómetros de vías recuperadas para la línea.

La reactivación del Belgrano Cargas y sus resultados

El impacto de la recuperación de la infraestructura del Belgrano Cargas, junto con la incorporación del nuevo material rodante y las mejoras en gestión y tecnología, ya está a la vista: hoy, el tramo de 1.180 kilómetros desde Joaquín V. González, en Salta, hasta Timbúes, en el Gran Rosario, se redujo a 7 días, contra los 15 que tardaba en 2015, y llegará a 3 para fines de 2020.

Durante el mes de mayo, el Belgrano Cargas transportó 206.796 toneladas, 2,6 veces más que en el mismo mes de 2015, cuando se transportaron 80.406 toneladas. La empresa registró los mejores cinco meses de trabajo desde 1992.

La recuperación del Belgrano Cargas forma parte de una inversión total de 8.800 millones de dólares en el sistema ferroviario de carga en todo el país a cargo del Ministerio de Transporte de la Nación, para renovar un total de 9.850 kilómetros de vías, generando 70.000 empleos directos.

A su vez, se enmarca dentro del Plan Belgrano, un programa integral de desarrollo social, productivo y de infraestructura, orientado al crecimiento y la igualdad de condiciones y oportunidades para reparar la deuda histórica con las provincias del norte argentino. En materia de transporte, además de las obras ferroviarias, se hará una fuerte inversión en aeropuertos, rutas seguras y autopistas, que mejorarán la integración de la región con el resto del país y del mundo.