Avanza la puesta en valor de la estación de trenes de Constitución


Con una inversión de 477 millones de pesos, el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Trenes Argentinos, está poniendo en valor en forma integral la histórica estación de trenes de Constitución, con la renovación completa de sus fachadas, del hall de ingreso, las boleterías y la conexión con la línea C de subte, en el subsuelo, más la renovación de los techos de la zona de los andenes.

En el hall también se está mejorando la iluminación, los baños y se colocarán nuevas pantallas con información al pasajero; y se inauguró una nueva sala de espera para pantallas con información para el pasajero, boleterías renovadas, bancos, baños nuevos y un local gastronómico.

"Junto con Retiro y Once, Constitución es una de las principales estaciones de trenes del país, conectando a los usuarios del tren Roca, que es el más utilizado de todo el Área Metropolitana, y también de los trenes a Mar del Plata y Bahía Blanca. Queremos que los usuarios viajen cada vez mejor y elijan el tren. Las reformas que estamos haciendo son para poner en valor el patrimonio histórico y también incorporar comodidad y seguridad, a través de la tecnología, como con el nuevo sistema de monitoreo de cámaras. Todo esto forma parte de nuestro compromiso con la gente para ofrecer un transporte público de calidad." Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación.

En el interior del hall se están reacondicionando los suelos y las paredes para poner en valor el inmueble y contribuir a que el interior del edificio recupere su brillo. Además, se están impermeabilizando los techos y se recambiando los paneles de vidrio, tanto en los situados en los laterales como en la cúpula, lo que mejorará la iluminación natural como ya se puede apreciar en algunas partes.

Con la puesta en valor de Constitución le devolvemos a los pasajeros 900 metros cuadrados de espacio público. Nuestro compromiso es presentar una estación más confortable a los pasajeros y mejorar así la calidad del servicio”, Marcelo Orfila, presidente de Trenes Argentinos Operaciones.

Las boleterías antiguas también se están restaurando y se instalarán nuevos baños y asientos, iluminación, señalética y pantallas LED con información de los servicios de trenes. El tradicional tablero con los horarios de salida de los próximos trenes, ubicado en el medio del hall principal, fue reemplazado por una pantalla más moderna.

Estas reformas no sólo significarán un cambio rotundo de la imagen de la estación, sino también un espacio de mayor comodidad para circular y durante la espera de los trenes, mejorando así la calidad de la experiencia de viaje del medio millón de pasajeros que la transitan a diario.

Además, se reacondicionará el ingreso conocido como Patio de los Leones por las dos esculturas con figuras de estos animales -que están siendo restauradas- situadas en lo que fue un antiguo acceso sobre la avenida Brasil. También habrá mejoras en el Centro de Atención al Pasajero y se sumarán locales comerciales con nuevos servicios.

La zona del subsuelo de la estación, donde se realiza la conexión con la línea C de subte, es otra zona que se verá transformada con las mejoras: se ampliarán las salidas y se reubicarán los locales comerciales; habrá baños renovados y una boletería nueva, más un ascensor y escaleras mecánicas reparadas para una mayor y mejor accesibilidad. De esta manera, se ampliarán los espacios para transitar y el acceso al subte será más rápido y cómodo. Por último, también en el subsuelo se sumarán espacios para realizar trámites de servicios y con la tarjeta SUBE.

En la estación Plaza Constitución funciona además el primer Centro de Monitoreo de la red de trenes metropolitana, una sala equipada con la última tecnología para reforzar la seguridad en la estación y su entorno mediante el seguimiento de imágenes registradas por 176 cámaras de video instaladas en el hall, ingresos a la estación y zona de andenes.

Se prevé que los trabajos de puesta en valor de la estación en la parte del hall y subsuelo estén terminados a mediados de año. La fachada de la avenida Brasil, así como las del ingreso sobre la avenida Hornos y Lima están siendo restaurados.

En tanto, la restauración de los techos de las naves o cubiertas de la zona de andenes estará completa en 2019. Se trata de un programa de recuperación y puesta en valor que incluye tanto los techos altos como los denominados abrigos bajos de las naves de los andenes, es decir, los techos que continúan por los andenes, por fuera de las naves principales. Todas estas mejoras mejorarán la iluminación y el ingreso de luz natural a la zona de andenes, además de recuperar el esplendor histórico de la construcciòn.

La restauración completa de Constitución forma parte del Plan Integral de Obras para la Red Metropolitana de Trenes que está ejecutando el Ministerio de Transporte, con una inversión de 14.000 millones de dólares para transformar el transporte público ferroviario durante los próximos siete años en el Área Metropolitana de Buenos Aires, que todos los días transporta a casi un millón y medio de pasajeros.

Este Plan, que ya está en marcha, incluyó la puesta en funcionamiento de la tuneladora para soterrar el ferrocarril Sarmiento, más la remodelación de 168 estaciones, frenado automático en todas las líneas, renovación de vías, sistemas eléctricos y de señalamiento, 3 nuevos viaductos y 160 pasos bajo nivel; en el marco de la Red de Expresos Regionales (RER), la megaobra de ingeniería que permitirá interconectar toda la red metropolitana de trenes a través de un sistema de túneles y estaciones subterráneas para 2023.

LAS OBRAS EN DETALLE

Hall

● Renovación de pisos;

● Restauración de boleterías, con renovación de pisos y fachadas;

● Nueva iluminación LED;

● Nuevos asientos;

● Reemplazo del tradicional cartel con horarios de trenes por un nuevo panel moderno;

● Nuevos tótems con pantallas LED touch con información al pasajero y más validadores y puntos de recarga SUBE ;

● Renovación de techos: impermeabilización y recambio de paneles de vidrio laterales y de la cúpula, para mejorar la iluminación natural;

● Puesta en valor y habilitación del acceso al Patio de los Leones (sobre la avenida Brasil, con 2 estatuas de figuras de leones), con recuperación de la fachada, escaleras, paredes, cielorrasos y esculturas originales.

● Remodelación del Centro de Atención al Pasajero;

● Nueva sala de espera para los trenes de larga distancia (Mar del Plata y Bahía Blanca);

Fachadas

● Restauración de fachadas de las avenidas Hornos y Brasil y sobre la calle Lima;

Subsuelo (acceso al subte C)

● Ampliación de salidas y reubicación de locales para contar con una mejor circulación y acceso al subte;

● Nueva boletería;

● Reparación de escaleras mecánica y ascensor para mayor y mejor accesibilidad;

● Nuevos baños;

● Nuevos locales de servicio para trámites y tarjeta SUBE.

Techos de los andenes

● Retiro de cubierta existente y cambio integral de chapas y vidrios

● Renovación de tímpanos (laterales donde ingresan y egresan las formaciones), columnas, sistema de desagües pluviales y todos los elementos que integran los techos.

CONSTITUCIÓN, UNA ESTACIÓN CON MÁS DE 150 AÑOS DE HISTORIA

Si bien los trenes llegan a Constitución desde 1864, el edificio actual tal como lo conocemos, de estilo francés, es 20 años posterior, de 1883. Las obras de la primitiva estación se iniciaron el 7 de marzo de 1864, en una ceremonia presidida por el presidente Bartolomé Mitre, en el lugar donde la compañía de capitales británicos Gran Ferrocarril del Sud había comenzado su primer tramo de vía hasta Chascomús, un total de 114 km en trocha ancha. Este edificio ocupaba media cuadra de ancho.

En 1883, en pleno auge y expansión de la red ferroviaria en el país, se encargó a los arquitectos ingleses Parr, Strong & Parrel diseño de un nuevo edificio, de estilo francés, que sería construido en lugar de aquella estación primitiva. Esta nueva terminal de dos pisos fue inspirada en un palacete de Maisons Laffitte, y fue la primera de su tipo en Buenos Aires: instauró una tendencia que luego seguirían las demás compañías ferroviarias.

Entre 1899 y 1902 el edificio se amplió, y llegó a abarcar casi el setenta por ciento de la cuadra. Entre 1902 y 1907 se hizo una nueva ampliación, proyectada por los arquitectos Paul Bell Chambers (ingles, ideólogo de la Estación La Plata) y Louis Newbery Thomas (norteamericano): se construyó una gran torre destinada al acceso principal, con una característica cúpula que aun hoy subsiste.

La última gran obra arquitectónica en la estación se realizó entre 1922 y 1925, con la incorporación de una estructura fabricada en Liverpool y remachada en la Argentina. También se construyeron nuevas playas y vías para encomiendas, así como un gran depósito. Con frente hacia la calle Hornos, se ubicó el gran Hall Central, enorme y monumental como lo conocemos hoy. La nueva construcción contó con esqueleto de acero revestido en mampostería, pisos de loza de hormigón armado, las carpinterías del piso bajo con cortinas metálicas, y las ventanas superiores con cortinas venecianas y vidrios subdivididos. Bajo el piso se construyó un depósito de equipajes y otro para despacho, conectado mediante ascensores y escaleras con el nivel de las plataformas.