Avanza la obra del CAREM con la firma de un nuevo contrato

La empresa estatal Nucleoeléctrica Argentina firmó un acuerdo para avanzar con la construcción del primer pequeño reactor modular de diseño 100% nacional, en la localidad de Lima, Provincia de Buenos Aires.


La Unidad de Gestión de Proyectos Nucleares de Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA), empresa estatal de la que el Ministerio de Economía es accionista mayoritario a través de la Secretaría de Energía, firmó un contrato con Henisa Sudamericana S.A. para llevar adelante las tareas de construcción del edificio CAREM, lo cual representa un paso fundamental para la reactivación de la obra.

Según lo rubricado en el nuevo acuerdo –que tendrá una duración de 20 meses–, las tareas que deberá desarrollar abarcarán principalmente la construcción de todas las estructuras de hormigón del edificio del reactor CAREM. Para ello, se estima que en el transcurso de los próximos meses se irán incorporando entre 230 y 250 trabajadores y trabajadoras a la obra.

Este nuevo convenio se constituye como el principal subcontrato enmarcado en el acuerdo celebrado entre la Unidad de Gestión de Proyectos Nucleares de NA-SA y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el cual fue firmado en julio pasado, con una extensión de 36 meses.

A raíz de la firma de este pre-contrato con NA-SA, se había incorporado una dotación de personal mínima que viene desarrollando principalmente tareas de limpieza y mantenimiento de la obra, a modo de preparación para el recomienzo de los trabajos de hormigonado y construcción 'gruesa'.

Sobre el CAREM

El CAREM es el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido por la CNEA, lo que perfila a la Argentina como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores modulares de baja y media potencia (SMR, por sus siglas en inglés).

La construcción del prototipo -en la localidad de Lima, provincia de Buenos Aires- comenzó el 8 de febrero de 2014, momento desde el cual el CAREM se convirtió en el primer SMR del mundo en estar oficialmente en construcción.

El primer prototipo del CAREM será capaz de generar 32 megavatios eléctricos, y se destaca por un riguroso estándar de seguridad aplicado desde el diseño, obtenido mediante soluciones de alta ingeniería que simplifican su construcción, operación y mantenimiento.

El edificio que lo contendrá comprende una superficie de 18.500 m2, de los cuales alrededor de 14.000 m2 corresponden al llamado ‘módulo nuclear’, el sector que incluye la contención del reactor, la sala de control y todos los sistemas de seguridad y de operación de la central.