Avanza la nueva planta de tratamiento de efluentes cloacales de Arroyo Grande en Ushuaia


El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, recorrió las instalaciones de la planta Arroyo Grande en Ushuaia, que beneficiará a cerca de 46 mil habitantes de Tierra del Fuego.

La obra busca dar solución a la falta de tratamiento de los efluentes cloacales domiciliarios del sector este de la ciudad, que actualmente se vuelcan en crudo al Arroyo Grande y al Canal de Beagle.

“Les digo a todos, comenzando el año y más convencido que nunca: es por acá que vamos al progreso, al futuro, al trabajo digno y de calidad para todos los argentinos”, subrayó el mandatario.

El Jefe de Estado remarcó que “cada vez que una obra avanza, que se termina, que una pyme crece, que un exportador exporta, significa que estamos trabajando juntos para construir esas bases sólidas sobre las cuales este país va a crecer al nivel que todos queremos y merecemos”.

Macri sostuvo que la planta es otro aporte al cuidado del medio ambiente porque evitará que los afluentes sean descargados sin el tratamiento adecuado, mejorará la calidad de vida de los habitantes y permitirá sanear más de 800 hectáreas.

Asimismo señaló que este tipo de obras cumplen “con promesas” que llevaban décadas y remarcó que se están realizando “en tiempo y forma”, dejando “banderías políticas de lado porque lo importante es la gente”.

El presidente estuvo acompañado por el vicegobernador fueguino, Juan Carlos Arcando, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartua.