Avanza la autopista Pilar - Pergamino sobre la RN 8

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, recorrió hoy las obras que el gobierno nacional está llevando adelante para transformar la ruta nacional 8 en autopista desde Pilar a Pergamino. La obra, largamente anunciada en los últimos diez años, se encuentra por primera vez en plena ejecución. Antes de fin de año el gobierno inaugurará el primer tramo hasta Solís.


El Ministerio de Transporte de la Nación está transformando la RN 8 entre Pilar y Pergamino en una moderna autopista, con cruces a distinto nivel, distribuidores y variantes en las ciudades para evitar la circulación de camiones en los centros urbanos.

Dietrich recorrió hoy los 167 km de obra, a lo largo de los cuales visitó el Puente Parada Robles, cuya primera mano fue inaugurada por el presidente Mauricio Macri a principios de 2016, y el distribuidor de Pergamino. Lo acompañaron Carlos Pérez, Director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, y un grupo de Autoconvocados que reúne familiares de víctimas de siniestros viales a lo largo de la traza y que vienen reclamando hace años la construcción de la autopista.

“Esta obra prometida hace décadas es una deuda pendiente con todos los vecinos de las localidades que la atraviesan. Con ellos tenemos el compromiso de cumplir los plazos establecidos. Lo hicimos con el puente de Parada Robles, el cual Macri, en su primer día como presidente, dijo que lo iba a inaugurar en 90 días y en 90 días lo inauguramos. Lo mismo vamos a hacer con el resto de la obra. Si la autopista hubiese sido terminada a tiempo por el gobierno que la prometió, no hubiésemos tenido que lamentar todas las desgracias que trajo esta ruta de la muerte”, Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

La Autopista RN 8 Pilar-Pergamino fue una obra anunciada hace más de 10 años y contratada hace 8, período en el cuál sólo se realizó un pequeño tramo en Pilar. Mientras que hasta diciembre de 2015 se había avanzado un 12%, actualmente se están ejecutando todos los tramos de la autopista, en un total de 167 km y generando un total de 1500 empleos. Antes de fines de este año, estará habilitada la autopista desde Pilar hasta Solís. La obra completa estará finalizada en junio de 2019 gracias a una inversión total de $12.000 millones.

La RN8 es un corredor troncal de la provincia de Buenos Aires que vincula con Santa Fe, Córdoba y San Luis. En Buenos Aires forma parte de las 6 rutas radiales –junto a las rutas nacionales 3, 7, 5, 205 y AU9- que integran la provincia.

En Buenos Aires la RN8 tiene una extensión de 229 kilómetros y vincula las localidades de Pilar, Exaltación de la Cruz, San Antonio de Areco, Capitán Sarmiento, Arrecifes y Pergamino. Por ella circulan transporte de cargas industriales y comerciales, colectivos de larga distancia y autos particulares.

Con las obras de la autopista, la ruta 8 pasará de ser una ruta de doble mano a tener dos calzadas con dos carriles por sentido cada una. Esto mejorará radicalmente la seguridad vial, al disminuir la probabilidad de choques frontales. A su vez, la obra aportará una mayor fluidez al tránsito, permitiendo reducir los costos del transporte de cargas y pasajeros.

La duplicación de calzada mejorará sustancialmente la conectividad entre la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y San Luis, potenciando el comercio regional con énfasis en la producción agrícola-ganadera. Además, abrirá nuevas oportunidades de desarrollo inmobiliario y turístico para las ciudades vecinas a Buenos Aires, al disminuir el recorrido y los tiempos de viaje.

Los 167 km de autopista que se están construyendo en la RN 8 forman parte de los más de 1300 km que hay hoy en construcción en todo el país. Esto forma parte del Plan Nacional de Transporte, dónde el objetivo en materia vial es duplicar el total de km autopistas existentes y hacer rutas seguras para mejorar la seguridad de la red vial federal, disminuir los tiempos de viaje y los costos logísticos del transporte. En las rutas nacionales del país se invertirán un total de US$ 12.500 millones para construir 2.800 kilómetros de autopistas –en 4 años la misma cantidad de autopistas que en los últimos 65- y reparar 10.500 kilómetros.