Avanza el financiamiento del BID para el desarrollo de la Región del Salto Grande


El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; el subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales, Martín Soto; y el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, se reunieron hoy en China con el vicepresidente de países del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Alexandre Meira da Rosa, con el objetivo de avanzar en las negociaciones por el financiamiento del Programa de Desarrollo e Integración de la Región de Salto Grande.

La reunión se llevó a cabo en el marco de la XII Cumbre Empresarial China-LAC, organizada por el BID, el Consejo Chino para el Fomento del Comercio Internacional (CCPIT), y el Banco Popular de China (PBOC) en China, y luego de la negociación del lunes liderada por la Subsecretaría de Relaciones Financieras Internacionales del Ministerio de Hacienda. En esta ocasión, las autoridades ratificaron la importancia de desarrollar proyectos de integración en la región latinoamericana.

El préstamo de 50 millones de dólares será otorgado directamente a la provincia de Entre Ríos, con el correspondiente aval del Gobierno nacional, y se utilizará en el proyecto impulsado por el BID para apoyar la integración física y productiva de la región binacional de Salto Grande (Argentina-Uruguay) a través del fortalecimiento de las cadenas binacionales de valor en turismo y agronegocios y la logística del paso de frontera del puente de Salto Grande.

Específicamente, con dicho préstamo se prevé rehabilitar el Aeropuerto Comodoro Pierrestegui de la ciudad de Concordia y financiar el diseño e implementación de la agencia de promoción de exportaciones e inversiones en la Provincia, que incluirá un fondo multisectorial para impulsar el desarrollo empresarial de la región.

Adicionalmente, el préstamo contribuirá a generar un sistema de Tarjeta de Facilitación Fronteriza (TFF) para operadores turísticos, y a incorporar equipamiento tecnológico para el Centro de Frontera Concordia – Salto.

Así, se beneficiará a los más de 238.000 habitantes de las ciudades de Concordia y Federación, que podrán contar con un nuevo servicio de transporte y la agilización del paso fronterizo.

A su vez, se beneficiará a la población y sectores productivos de los departamentos entrerrianos de Concordia, Federación y Santa Ana y a las empresas del sector turístico de Concordia, Federación y Colón. También se prevé beneficiar a cerca de 4.000 productores de los sectores citrícola, forestal, apícola, de arándanos, hortícola, vitivinícola y avícola.