Avances en la formulación de un proyecto para fortalecer políticas de conservación de la biodiversidad

La iniciativa, en la que trabajan Ambiente Nación y el PNUD, involucra una donación de USD 2,7 millones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.


La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, a cargo de Sergio Bergman, llevó adelante un taller, que comenzó ayer y culminó hoy, para la formulación del proyecto “Incorporación de criterios de conservación de la biodiversidad en los programas y las políticas públicas sectoriales e intersectoriales para salvaguardar la vida silvestre amenazada en Argentina”. Esta iniciativa, en conjunto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es posible gracias a una donación aprobada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, del inglés Global Environmental Fund) de USD 2,7 millones para la implementación de acciones que permitan la incorporación de criterios de conservación de la biodiversidad en programas y políticas públicas que salvaguarden la vida silvestre amenazada.

En su apertura, el secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales, Diego Moreno, destacó “el carácter federal, transversal y participativo de esta iniciativa, que busca convertirse en política de Estado”, y subrayó “la importancia de la formulación de este proyecto como uno de los ejes centrales de la gestión que Sergio Bergman lleva adelante en la Secretaría”.

Por su parte, María Eugenia Di Paola, coordinadora del área de Ambiente y Desarrollo Sostenible del PNUD, se refirió al proyecto como inscripto en línea con las soluciones basadas en la naturaleza que promueve ese organismo. Destacó también “la importancia de que estas soluciones cuenten con un fuerte anclaje territorial, a fin de alcanzar la efectividad deseada y reafirmar salvaguardas que protejan la biodiversidad”, señalando la importancia del trabajo conjunto con el Gobierno nacional y los provinciales.

El proyecto busca que en la toma de decisiones de políticas públicas y programas que puedan generar impactos sobre la biodiversidad se incorporen criterios para mitigar esos impactos en sus procesos y procedimientos. Está referido a obras de infraestructura o energía, a políticas en materia de seguridad, al diseño de estrategias de control y fiscalización del tráfico ilegal de fauna, flora y recursos genéticos.

Entre otras acciones, se llevarán adelante cuatro casos piloto que permitirán observar la implementación y validación de las medidas que pudieran surgir atendiendo casos concretos a nivel territorial. Para esto, se acordó trabajar en las provincias de Misiones, Corrientes, Buenos Aires, Mendoza, Chubut y Santa Cruz como experiencias a adaptar y replicar en otros lugares del país. De esta manera se busca que las obras y políticas que se emprendan sean respetuosas del entorno, en mayor medida cuando estén en contacto con especies en peligro.