Autoridades sanitarias participaron de la 3° Conferencia Regional de Ministros de Salud de las Américas

El encuentro se realizó en la ciudad colombiana de Cúcuta y asistieron funcionarios de 10 países de la región y diversas organizaciones internacionales. Se anunció la creación de una tarjeta única de vacunación regional para la población migrante, así como medidas para fortalecer la atención sanitaria.


Con el objetivo de analizar el actual fenómeno migratorio como tema estratégico en la agenda regional y global, así como coordinar esfuerzos y acciones que fortalezcan los sistemas de salud de los países en la atención de la población migrante, autoridades de la Secretaría de Gobierno de Salud participaron de la III Conferencia Regional de Ministros de Salud que se realizó en la ciudad de Cúcuta, Colombia.

“Frente al fenómeno sanitario y humanitario de la migración forzada, la Argentina participó con un fuerte compromiso de esta reunión de países para paliar la situación y ayudar a la comprensión y a la visualización de los problemas que padecen los migrantes forzados”, sostuvo Mario Kaler, secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos, quien participó en representación de la cartera sanitaria argentina.

Durante el encuentro, que contó con la asistencia de autoridades sanitarias de 10 países del continente y diversas organizaciones internacionales, se anunció la aprobación por unanimidad de la implementación a partir de mediados de octubre de una tarjeta única de vacunación regional para los migrantes.

Este instrumento permitirá garantizar que reciban las vacunas necesarias y evitar que se dupliquen los esfuerzos que hace cada nación en la prevención de las enfermedades mediante la inmunización. Esta medida cuenta con el apoyo de las agencias internacionales, quienes se encargarán de imprimir y difundir este carnet.

Al respecto, el Kaler indicó que “el objetivo de tener una tarjeta única de vacunación, en la cual nos pusimos de acuerdo sobre qué esquemas necesita esta población, es fortalecer la inmunización de los migrantes, independientemente del calendario de vacunación que cada país tenga”, explicó el funcionario nacional, quien participó de la cumbre junto a la directora nacional de Relaciones Sanitarias Internacionales, Jorgelina Costanzi.

En tanto, el ministro de Salud y Protección Social de Colombia, Juan Pablo Uribe Restrepo, aseguró que “esta tarjeta unificada demuestra que nuestros países pueden trabajar unidos acordando esquemas, estándares de cuidado y protocolos que nos permitan ser más efectivos en la respuesta a esta crisis migratoria”.

Durante el encuentro, los equipos técnicos realizaron un seguimiento al 'Plan Estratégico de Integración en Salud 2018-2022' y analizaron acciones para la atención en salud de los migrantes provenientes de Venezuela.

Luego de recorrer el Hospital Universitario Erasmo Meoz y el Centro Nacional de Atención Fronteriza, así como albergues y comedores para migrantes y refugiados venezolanos, los funcionarios se reunieron para planificar estrategias conjuntas que permitan enfrentar los retos de la salud pública regional.

En ese sentido, acordaron abordar las problemáticas sanitarias de los migrantes de manera conjunta para lograr una mayor efectividad en la respuesta a patologías como la malaria, donde buscarán reducir la morbilidad y la mortalidad de esta enfermedad que está llegando con mayores complicaciones desde Venezuela; las enfermedades crónicas no transmisibles, con particular énfasis en la prevención de la hipertensión, la diabetes y el cáncer, para lo cual avanzarán en la creación de un fondo internacional de financiamiento que fortalezca la respuesta en cada país.

También convinieron en la importancia de tener más capacidad de prevención y de acompañamiento a los migrantes con VIH-Sida; y respecto del tema salud mental anunciaron un compromiso para fortalecer la capacitación de los equipos de salud que permitan responder al reto de la salud mental de los migrantes y a su integración con las comunidades.

La reunión regional contó con la presencia de Catalina Andramuño Zevallos, ministra de Salud Pública de Ecuador; Alex M. Azar, secretario de Salud de Estados Unidos; Héctor Maceo Quezada, viceministro de Salud Colectiva de República Dominicana; Rosario Turner, ministra de Salud de Panamá; Marie Greta Roy Clement, ministra de Salud Pública y Población de Haití; Julio Rolón Vicioso, viceministro de Salud Pública de Paraguay; Mary Isaac, ministra de Salud y Bienestar de Santa Lucía; y Marcel Lebleu, embajador de Canadá en Colombia.

Como cierre del encuentro, las autoridades se comprometieron a reunirse en el primer trimestre del 2020 en Panamá para seguir analizando la situación y revisar las medidas adoptadas en Cúcuta.

28-08-19 cumbre colombia