Autoridades de Salud y OPS inauguraron encuentro sobre etiquetado frontal en el marco del MERCOSUR

Con el fin de avanzar en la declaración obligatoria nutrientes críticos como sal, azúcares y grasa en el etiquetado frontal de los envases de alimentos que garantice el derecho de los consumidores de contar con la correcta información para poder elegir los productos con autonomía.


El secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, junto a la representante en Argentina de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Maureen Birmingham, inauguró hoy el primer Encuentro de Etiquetado Frontal de productos alimentarios y bebidas en el ámbito del MERCOSUR, con la finalidad de cumplir en el avance de las políticas de rotulado frontal como parte del mandato de los ministros de Salud de los países miembros. En la actualidad, Argentina preside de manera temporal en el MERCOSUR la Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN) y la Comisión Intergubernamental de Enfermedades No Transmisibles (CIENT).

Durante la apertura oficial, Rubisntein celebró el encuentro que “da continuidad al marco de compromiso que los ministros de Salud del MERCOSUR asumimos el año pasado de avanzar con la implementación del etiquetado frontal en la región”, e indicó que “hay una posición firme de este Ministerio en la implementación del etiquetado frontal que advierta claramente sobre los excesos de nutrientes críticos de los alimentos envasados, los cuales forman parte de una proporción muy importante del consumo de alimentos en el país”, describió el funcionario luego de hacer un breve repaso por los índices de obesidad que afectan al país.

02-05-19 Rubinstein etiquetado frontal 3

Puntualmente Rubinstein comentó que “estamos embarcados en una política de dialogo con la Secretaría de Producción, Comercio e Interior para llegar a un modelo de etiquetado frontal en Argentina y entendemos que la actitud de todos es bastante proactiva en el sentido que ya hay un acuerdo de que el país tiene que tener un etiquetado frontal como los modelos de Uruguay, Chile y Perú que nos anteceden”.

“Esperamos que esta política de diálogo que estamos llevando a cabo con nuestros pares en Producción y que recoge las visiones de la industria alimentaria logre un modelo que verdaderamente dé cuenta de este enorme problema de salud pública que significa la epidemia de obesidad y cuál es la influencia que pueden tener las decisiones de los usuarios en el punto de compra”, reflexionó Rubinstein al referirse a la importancia del etiquetado frontal como una herramienta para garantizar el derecho de los consumidores de contar con la correcta información para poder elegir los productos con autonomía.

Por su parte, la representante en Argentina de la OPS/OMS, Maureen Birmingham, señaló que “valoramos mucho el liderazgo y esfuerzo del secretario Rubinstein y todo su equipo para dar respuesta a la problemática de obesidad en la región” y explicó que “la agenda 2030 para el desarrollo sostenible plantea la meta de poner fin a todas las formas de malnutrición y el objetivo de garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos, y en ese marco se incluye la necesidad de dar respuesta a la epidemia de obesidad que afecta fuertemente la región con complicaciones devastadoras y costosas para el individuo, su familia y la nación”.

Birmingham además subrayó que “esta reunión es muy apropiada porque los países del MERCOSUR están muy afectados por esta epidemia y por eso es importante que este tema sea parte de sus agendas y muestren el liderazgo y las acciones necesarias para hacerle frente” y sostuvo que “entre las principales acciones se señala la importancia de las regulaciones y sin duda uno de los aspectos más importantes en este sentido son las advertencias de salud en el etiquetado de alimentos y bebidas que ayuda al consumidor en su derecho de saber si los contenidos de los alimentos son dañinos para su salud”.

Durante estas dos jornadas de trabajo técnico, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, Perú, Bolivia, Ecuador y Argentina compartirán experiencias y evidencias acerca de la formulación y aplicación de políticas regulatorias. Mientras que en el día de hoy se presentó la situación epidemiológica en relación a la obesidad en la región y las estrategias para contribuir a la formulación de políticas regulatorias y/o aplicación de dichas normativas.

Al finalizar el encuentro –que se extenderá hasta mañana–, se elaborará un documento que recopile las mejores evidencias y experiencias de la región para ser presentado ante las autoridades del MERCOSUR. En el escrito se planteará la necesidad de generar políticas regulatorias en torno a la información disponible en los productos alimenticios y bebidas embasados, a fin de brindar mayor conocimiento al consumidor de la calidad nutricional del producto que está eligiendo.

En la primera jornada estuvo presente el secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos, Mario Kaler y formaron parte del debate la directora nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles de la cartera sanitaria, Verónica Schoj; el asesor regional Nutrición y Actividad Física de OPS, Fabio Gomes Da Silva; y el consultor nacional de Enfermedades No Transmisibles de OPS para Argentina, Sebastián Laspiur.

Participan del encuentro miembros de la Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN) y de la Comisión Intergubernamental de Enfermedades No Transmisibles (CIENT) de los países miembro del MERCOSUR, representantes de países asociados, legisladores presidentes de las comisiones de salud, comercio y derechos del consumidor de las cámaras de diputados y senadores, decisores políticos y equipos técnicos afectados a la problemática de la obesidad o a la regulación del etiquetado frontal de productos alimentarios y bebidas, sociedades civiles, consumidores y comunicadores sociales.

Magnitud de la epidemia de obesidad y el etiquetado frontal como herramienta

Según datos priorizados de la 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada durante el 2018 en Argentina aumentó el sobrepeso, la obesidad, la diabetes y el sedentarismo. El 61,6% de los argentinos tiene exceso de peso, en una proporción de 36,2% de personas con sobrepeso y 25,4% con obesidad.

En este sentido, los datos confirman el avance de la epidemia si se considera que la obesidad alcanza hoy a un cuarto de la población y aumentó desde 2005 casi 11 puntos porcentuales, ya que en la primera encuesta este indicador arrojo que el 14,6% de la población encuestada registraba algún grado de obesidad.

Las enfermedades crónicas no transmisibles en nuestro país son responsables del 73,4% de las muertes, del 52% de los años de vida perdidos por muerte prematura, y del 76% de los años de vida ajustados por discapacidad. La mala alimentación, el consumo de tabaco y alcohol y la inactividad física son sus factores de riego que explican 3 de cada 4 muertes por ENT.

En este contexto y en el marco de las distintas estrategias de prevención y promoción de la salud, el etiquetado frontal de los alimentos es una herramienta que brinda información de manera gráfica en los envases de los productos que tiene como objetivo garantizar una información veraz, simple y clara al consumidor respecto del contenido nutricional de los alimentos y bebidas para mejorar la toma de decisiones en relación con el consumo de alimentos.

Cabe destacar que esta etiqueta complementa la información nutricional y de ingredientes de los productos y permite la evaluación de la composición nutricional de un alimento en cuanto a su contenido de nutrientes críticos (azúcares, grasas y sodio) y es eficaz para promover una alimentación saludable y así contribuir a la prevención del sobrepeso, la obesidad y otras enfermedades no trasmisibles relacionadas con una alimentación inadecuada como la diabetes, la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades cerebro-vasculares, la enfermedad renal crónica, el cáncer, entre otras.

02-05-19 Rubinstein etiquetado frontal 2

02-05-19 Rubinstein etiquetado frontal