Autogestores y autogestoras en el Punto Digital El Trébol (Santa Fe)

El equipo de trabajo del Punto Digital El Trébol amplió y consolidó el trabajo de inclusión junto al grupo de autogestores y autogestoras con discapacidad intelectual. El trabajo realizado durante el año pasado fue expuesto en el primer ciclo de charlas sobre "Participación Ciudadana de las Personas con Discapacidad del Litoral" y en el "Tercer Congreso Internacional de Buenas Prácticas en Discapacidad".


Para los Puntos Digitales de todo el país el 2020 fue un año de readaptación y reprogramación de muchas iniciativas, debido a la pandemia provocada por el COVID-19. Las mismas complicaciones fueron las que tuvieron que afrontar el grupo de autogestores y autogestoras que trabaja en el Punto Digital de El Trébol, provincia de Santa Fe. Sin embargo, el 2020 resultó un año muy fructífero, que culminó con la participación del grupo en el primer ciclo de charlas sobre "Participación Ciudadana de las Personas con Discapacidad del Litoral" y en el "Tercer Congreso Internacional de Buenas Prácticas en Discapacidad".

Guillermo Trogolo es el coordinador del Punto Digital de El Trébol y el responsable de organizar el trabajo con los autogestores y las autogestoras. “El 2020 fue un año en el que, como para todos, estuvimos obligados a reprogramar formas de trabajo, objetivos y estímulos para que el espacio de encuentro siga funcionando como sostén, al tiempo de continuar creciendo como grupo, con la presencia social que se había logrado”, nos comentó.

El grupo de autogestores y autogestoras viene trabajando en el Punto Digital de El Trébol desde agosto de 2017, período en el que se logró conformar un sólido equipo de participantes y facilitadoras que se fue ampliando con el paso del tiempo. “De esta manera, llegamos a principios del 2020 con un equipo de 15 autogestores, que trabajan con regularidad y periodicidad, y con tres facilitadoras: una psicopedagoga, Angelina Molinero; una fonoaudióloga, Nerina Abba; y una terapista ocupacional, Fernanda Capella, quienes están a cargo de coordinar las actividades y de organizar el trabajo con los profesionales particulares de cada uno de los autogestores, las familias y el sector laboral”.

El trabajo del Punto Digital inició en 2020 “muy abocado a promover la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual en el mercado laboral privado de El Trébol, oportunidad que no existía ciertamente hasta antes del inicio de nuestra labor. Pero con la llegada de la pandemia, se vio afectado nuestro trabajo y tuvimos que reprogramar todo”.

Debido a las restricciones sanitarias, “trabajamos con los autogestores de forma virtual durante todo el 2020. Trabajamos mucho y muy arduo todo el año con cada uno de los autogestores, para que puedan conocer y trabajar con herramientas virtuales como WhatsApp o Zoom, pasando por muchas otras plataformas virtuales”. De esta manera, “logramos sostener semanalmente las reuniones grupales, que son muy importantes para sostener el vínculo”.

Guillermo evaluó que “así como la no presencialidad al inicio fue una barrera, buscamos la manera de encontrar nuevas metas, mantenernos comunicados, acompañarnos y pensar acciones para llevar a cabo con las potencialidades que la tecnología nos brinda”. De ahí que, en la segunda mitad del año, “diagramamos una serie de actividades, en su mayoría vivos de Instagram, para charlar y concientizar sobre las problemática vinculadas a la discapacidad, lo que nos permitió visibilizar ampliamente el trabajo de autogestores, no solo entre la comunidad sino también en todo el país. Los encuentros realizados en estos vivos superaron ampliamente las expectativas iniciales, ya que permitieron que se abran nuevas puertas para continuar trabajando”.

Este trabajo nos permitió disertar en el primer ciclo de charlas sobre "Participación Ciudadana de las Personas con Discapacidad del Litoral" organizado en Entre Ríos por una Organización No Gubernamental (ONG), Para este ciclo, “trabajamos durante semanas para prepararnos, ya que fuimos el único grupo de personas con discapacidad que disertó, el resto fueron profesionales”. Luego, en noviembre, fuimos invitados a exponer en el tercer Congreso Internacional de Buenas Prácticas en Discapacidad.

Así, para el grupo de autogestores/as y el Punto Digital que lo acompaña fue un año muy fructífero, “en el que pudimos abrir nuevas puertas y en el que el grupo se consolidó internamente. El grupo de autogestores y el equipo de trabajo estamos muy contentos con la posibilidad que nos brinda el Programa Punto Digital para trabajar con herramientas tecnológicas, como así también con la Fundación Itineris y el Movimiento Argentino de Autogestores por el acompañamiento permanente”.