Aumento del 30% en asignaciones sociales y proyecto de ley para su movilidad automática

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció en Casa de Gobierno el incremento en las asignaciones familiares, la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo, y un proyecto para garantizar por ley la movilidad de todas las asignaciones dos veces al año.


La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó un acto en Casa de Gobierno en el que anunció un aumento del 30% en las asignaciones familiares, la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la asignación por embarazo, además del envío al Congreso nacional de un proyecto para garantizar por ley la movilidad de todas las asignaciones, dos veces al año.

Respecto a este tema, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, expresó que “la actualización de la AUH y el proyecto de movilidad igual al de las jubilaciones son posibles porque recuperamos los fondos de las AFJP y redistribuimos los recursos fiscales, porque a pesar de un mundo en crisis el empleo se mantiene y tenemos el índice de trabajo informal más bajo de los últimos 20 años. Porque seguimos con paritarias ininterrumpidas durante 12 años y con el Consejo del Salario Mínimo y porque cada día más, donde hay una necesidad hay un derecho”.

Durante el acto realizado en el Salón Mujeres Argentinas de Casa de Gobierno, la Presidenta aseguró que la AUH “es hoy en el mundo, para la CEPAL, la FAO y el Banco Mundial uno de los principales programas y políticas públicas de lucha contra la pobreza y el hambre”.

En ese sentido, desmintió los dichos de quienes afirman que no está instituida por ley, al señalar que “la AUH y la asignación por embarazo son ley en la República Argentina. Fueron creados por decretos de necesidad y urgencia, que fueron remitidos al Congreso, y al ser aprobados por el Congreso, son ley”.

De todos modos, consideró que “estos logros deben ser resguardados, deben ser cuidados y mantenidos desde el Estado”. Por ello, anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso de la Nación “de movilidad, para aplicarle un índice igual al que se aplica a las jubilaciones”, de manera que tanto dichas asignaciones como las familiares que cobran los trabajadores sean “ajustadas dos veces por año”.

La Mandataria destacó un trabajo de Bernardo Kliksberg en el que se valoran los alcances de esta asignación, e indicó que los sectores que la cobran “no tienen capacidad de ahorro, gastan todo: fundamentalmente en alimentos, el 80%”. “Hoy leía a un importante empresario de una multinacional de alimentos, que decía que el año que viene va a haber que hacer ajustes: yo quiero notificarle que el 80% de la AUH va a alimentos, precisamente lo que él produce”, advirtió.

Indicó que un 15% de la AUH lo utilizan los padres para “darle gustos a los chicos”. “Por ahí a alguien le parece mal que un padre pobre quiera darles gustos a sus hijos, pero pasa por la dignidad de las personas”, aseveró.

Cristina Fernández indicó que además es “una de las políticas más importantes de empoderamiento de la mujer, porque el 80% quienes van a cobrar la AUH son mujeres, porque son madres solas o jefas de hogares, y también les ha permitido tener independencia cuando no tenían fuente de recursos para alimentar a sus hijos”. Y señaló que “impacta también positivamente en la creación de empleo”.

Remarcó las palabras de Kliksberg acerca de que “no hay evidencia empírica” de que se desincentive la creación de empleo. “No hay evidencia empírica. Hay muchos prejuicios ideológicos: esos son absolutamente subjetivos”, enfatizó.

Aumento de Asignaciones

Por otra parte, la Presidenta anunció “un aumento del 30% para la AUH y asignación por embarazo”, que pasa de 644 a 837 pesos. La medida beneficia a 3.642.302 niños, 69.085 embarazadas y 2 millones de familias. Asimismo, informó un aumento del 30% en las asignaciones familiares que cobran los trabajadores formales. Remarcó que “es un sistema que funciona: por favor, cuídenlo y manténganlo”.

Por otra parte, anunció “un aumento diferencial para las asignaciones familiares de la zona patagónica”. “En toda la Patagonia van a cobrar un adicional del 30% de asignación universal, porque es una zona con demandas más intensas, los precios no son los mismos que en Capital, Gran Buenos Aires o el norte del país”, sostuvo, y agregó: “Es un incentivo para todos los que viven en una región muy difícil”.