Atletismo adaptado: Una concentración en el CeNARD con varios frentes en la mira

Más de 20 atletas de FADESIR (Federación Argentina para Deportistas en Silla de Ruedas), entre mayores y juveniles, se entrenaron en doble turno y realizaron evaluaciones durante una semana con miras a próximos compromisos internacionales.


El atletismo adaptado tuvo una semana de concentración y entrenamiento en el CeNARD con más de 20 deportistas de distintos lugares del país que apuntan a distintos objetivos. Mientras que algunos buscan su mejor puesta a punto para los Juegos Paralímpicos de Tokio, otros se inician en sus disciplinas y varios juveniles le apuntan al Parapanamericano juvenil que se realizará en el segundo semestre de 2021.

“Es interesante que puedan convivir quienes están en la elite con los que están empezando, esto es algo que vengo haciendo desde hace mucho tiempo; desde 2003. Además este año tenemos por delante el importante torneo de juveniles del continente donde buscaremos que se sigan proyectando atletas. Entre los convocados hay varias historias de vida muy interesantes que dejan enseñanza”, le dijo a la Secretaría de Deportes de la Nación el histórico entrenador nacional de FADESIR (Federación Argentina para Deportistas en Silla de Ruedas) Carlos Alberto Rodríguez, quien hoy realiza un seguimiento de 70 atletas adaptados de todo el país.

Y entre esas historias a las que hace mención “Beto” aparecen la del policía Ezequiel Cabrera, que con sus 30 años intenta irrumpir en el ambiente deportivo tras su accidente automovilístico en febrero de 2019 en el que perdió una pierna y la de la piba Priscila Miño, quien con 15 años deja su mensaje de vida y no para de entrenarse para destacarse en el Parapanamericano juvenil.

“En esta semana compartimos entrenamientos con grandes deportistas, muchos de ellos nos representarán en los Juegos de Tokio; aprendimos mucho. Vivimos una experiencia inolvidable”, coincidieron Cabrera y Miño finalizada la concentración.

Cabrera, lanzador de bala y jabalina bonaerense, prosiguió: “Siempre hay que seguir en busca de nuevos sueños. Muchas veces la vida te enseña que no importan los años, siempre se siguen aprendiendo cosas desde cero”. Y Miño, velocista y saltadora correntina surgida de los Juegos Nacionales Evita, también aportó lo suyo: “Las excusas no sirven, los obstáculos están para sortearlos. Siempre hay que seguir viviéndola”.

En la lista de concentrados estuvieron además los reconocidos atletas Alejandro Maldonado y Gabriel Sosa, ya clasificados para Tokio (en la actualidad hay 20 atletas adaptados de FADESIR que hicieron marca para ir a los Juegos Paralímpicos). Y entre las promesas se destacaron también las presencias del lanzador Sergio Vera y el joven velocista y saltador en largo Alexis Sánchez, de apenas 13 años.