Atención a distancia del CAJ de Amaicha del Valle reduce la brecha de acceso a la justicia en Argentina


El servicio rural itinerante de la comunidad de Amaicha del Valle en San Miguel de Tucumán presta apoyo para audiencias de mediación a distancia vía Skype para casos que deberían tramitarse a más de 150 kilómetros.

Este hecho que podría ser habitual en muchos lugares es una experiencia inédita en la región y es un aporte significativo para reducir las brechas de acceso a la justicia en Argentina. El equipo del CAJ de Amaicha del Valle brinda asesoramiento legal para resolver problemas legales de la vida cotidiana. Entre los servicios, puede destacarse el de mediación comunitaria para intentar solucionar diferencias y conflictos entre personas, con bajo nivel de litigiosidad.

"A la población de esta zona le corresponde desplazarse al Centro Judicial de la ciudad de Monteros cuando tiene que realizar algún trámite judicial, incluidas audiencias, mediaciones prejudiciales obligatorias, etc. La ciudad de Monteros queda a casi 120 km de Amaicha. Es decir, deben recorrer aproximadamente 240 km para ir y volver. El costo del transporte es de aproximadamente mil pesos el pasaje ida y vuelta pero no va directo a esa ciudad, los deja sobre la ruta en una localidad llamada Acheral y deben tomar otro transporte para poder llegar a Monteros. Son cuatro horas aproximadas de viaje y como agravante, los horarios de transporte no son frecuentes. Por ejemplo, para llegar a una audiencia a las 8.30 de la mañana deben tomar el servicio que sale a las 2 am", contó Gabriela Gómez Peña, abogada del equipo del CAJ, mediadora especializada en niñez, adolescencia y familias.

Los CAJ del Corredor Norte Legal y Sanitario son oficinas móviles conformadas por un/a abogado/a, un/a trabajador/a social, un/a médico/a y un/a chofer-administrativo/a que recorren distintos territorios para brindar un servicio conjunto de salud y de justicia con un abordaje integral del conflicto. De este modo se posibilita el acceso a servicios y respuestas a problemas jurídicos y médicos sin necesidad de que las personas se trasladen en zonas de alta dispersión geográfica.

"Todos estos inconvenientes, más los problemas que generan las condiciones climáticas hacen que las personas no logren el acceso a justicia que tiene cualquier ciudadano o ciudadana que puede llegar al centro judicial que le corresponde por jurisdicción. La angustia, el malestar físico que le ocasiona a las personas viajar en estas condiciones, por medio del cerro entre quebradas y camino sinuoso, son factores que tuvimos en cuenta para trabajar intensamente durante todo el año de forma articulada con el Poder Judicial, con el Centro Judicial Monteros, entre otras cosas", relató Gómez Peña.

El Centro de Acceso a Justicia de Amaicha atiende los martes de 9 a 13 horas en el Salón de la Comunidad Indígena Amaicha del Valle, Claudia Vélez de Cano y Miguel Araoz (ex hostería). También realiza atención itinerante.