Ascensos al grado de coronel y de suboficial mayor

El jefe del Ejército presidió las ceremonias de entrega de despachos al personal que alcanzó la más alta jerarquía de sus escalafones. Ambas ceremonias tuvieron lugar en el Regimiento de Infantería 1 “Patricios”.


En ocasión de entregarse los despachos a los más de 50 nuevos coroneles, el teniente general Claudio Ernesto Pasqualini les manifestó: “Hoy pasan a ser oficiales superiores. Ya son parte de la superioridad, a la que seguramente en muchas oportunidades le pidieron y le reclamaron soluciones […].

La Nación, a través del Honorable Senado, depositó su confianza en ustedes, porque considera que tienen las aptitudes y actitudes para asumir las responsabilidades propias de la conducción superior [...]”.

El acto comenzó con la presentación de los nuevos oficiales superiores al jefe de la Fuerza, y prosiguió con una invocación religiosa y bendición de diplomas, a cargo del capellán mayor del Ejército, padre Alberto Barda.

En su discurso, el teniente general Pasqualini, se dirigió a los flamantes coroneles diciendo:

“De ustedes esperamos: convicción e independencia de juicio –para expresar lo que sienten, en bien del servicio y dejando de lado intereses personales–; coraje –para ejercer el mando con ecuanimidad y justicia–; decisión –para concretar las misiones impuestas–, y aplomo –para actuar con seguridad, serenidad y confianza en vuestras aptitudes y capacidades–. El prestigio de la jerarquía alcanzada descansa en ustedes [...].

Conserven la humildad y la sencillez de las jerarquías más bajas, como si aún fuesen subtenientes. Siéntanse orgullosos de lo que son y de la trayectoria que han seguido […].
Son los oficiales de una Fuerza en acción, que se hace cargo de su historia con sus luces y sus sombras, pero fundamentalmente orgullosa de su esencia, firme en sus valores y ambiciosa en su porvenir”.

Los nuevos suboficiales mayores

En la ceremonia central de ascenso a suboficial mayor, el entonces general de división Pasqualini expresó: “Alcanzar la jerarquía de suboficial mayor tiene una gran significación en el aspecto personal, en el plano institucional y también en el familiar [...]. Hoy pueden mirar con orgullo y satisfacción hacia atrás y recoger los frutos de muchos años de esfuerzo, dedicación y trabajo. Para ello, tuvieron que poner toda su voluntad y fuerza de espíritu”.

También destacó las responsabilidades que deberán afrontar los nuevos suboficiales mayores, entre las cuales subrayó ser guía y ejemplo de todo el cuadro de suboficiales; transmitir las experiencias acumuladas, y emplear dichas experiencias para consolidar la Institución, asegurar la cadena de conocimientos y contribuir con la base firme del Ejército hacia el futuro.

Asimismo, los llamó a tener una conducta ejemplar, porque “los jóvenes suboficiales verán en ustedes un modelo a imitar” y les recordó que las nuevas responsabilidades no terminan en el ejemplo, sino que implican responder a la conducción con el máximo empeño; trabajar en equipo; adoptar una actitud participativa y proactiva; aceptar compromisos y cumplirlos; no caer en el conformismo y la rutina; tomar conciencia de la complejidad de las tareas y saber elegir las alternativas más adecuadas y convenientes para la organización.

Recalcó además la importancia de la serenidad y el aplomo, así como de la capacidad de brindar oportunos consejos, y enfatizó en la idea de que: “Mandar no es solamente obligar, ni simplemente convencer, sino mucho más. Es lograr la voluntaria adhesión, es arrastrar con el ejemplo.”

Finalmente, el jefe de la Fuerza se refirió al futuro de la Institución diciendo: “El Ejército está transitando un proceso de reconversión; vamos a necesitar de todos ustedes.

Estamos convencidos de que debemos trabajar en equipo. Los objetivos importantes no se alcanzan individualmente. Todos ustedes tendrán el desafío de mantener la integración, el compromiso y el sentido de pertenencia de todo el cuadro de suboficiales para que juntos logremos el Ejército que anhelamos. Recuerden que formamos parte de una Fuerza que mira hacia adelante, formada por hombres y mujeres con un profundo amor a la Patria, cuya misión principal es cumplir con su rol operacional de prepararse para la guerra”.