Arroyo y Basterra destacaron la importancia del programa creado por el INTA

Durante la celebración por el aniversario del programa, las autoridades nacionales recorrieron el predio de la Asociación Civil Cirujas en González Catán –La Matanza–. Además, coincidieron que la reconstrucción del país viene por la producción de alimentos y el ProHuerta es central en este camino.


Los ministros de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Desarrollo Social de la Nación, Luis Basterra y Daniel Arroyo, acompañados por autoridades nacionales, provinciales y municipales, encabezaron hoy la visita y recorrida del predio de la Asociación Civil Cirujas, una organización que hace más de 20 años trabaja de manera conjunta con el programa ProHuerta, en el marco de su 30.° aniversario.

“El ProHuerta es un instrumento del que la gente se apropió, sus promotores no son sólo eso, también son argentinos que están trabajando por la solidaridad y en articulación con el que más lo necesita. Y esta es la forma de poner a la Argentina de pie. Lo que expresa Ciruja es justamente que, cuando hay una política de Estado correcta, la gente se apropia. ProHuerta siempre está yendo al rescate del más humilde y del más necesitado. Y acá lo vemos en toda su potencia como se articula el trabajo de una comunidad. Esto es lo que nosotros necesitamos, es el concepto de unidad”, afirmó Basterra.

Por su parte, Arroyo destacó que “la reconstrucción de la Argentina viene por la producción de alimentos y el ProHuerta es central en este camino”.

El ministro de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez, remarcó que: “Nos parece significativo estar en este lugar que tiene una trayectoria de muchos años, el ProHuerta se ha manifestado como un programa que ha permitido darle herramientas a quien lo necesita para generar empleo y producción de alimentos”.

Asimismo, la presidenta del INTA, Susana Mirassou, subrayó que es fundamental el rol de las organizaciones, trabajando, vinculándose con la comunidad, con el municipio. “Agradecemos y destacamos a las 3000 organizaciones comunitarias rurales que en todo el país están trabajando de la misma manera. Permítanme también, incorporar el tema de género, donde hay un 67 por ciento que son mujeres al frente de estas organizaciones y que están tratando y trabajando incansablemente para llevar la alimentación a sus familias, a las comunidades, a las escuelas”.

En el predio de Asociación Civil Cirujas se desarrollan actualmente huertas, granjas y viveros. Funciona allí un centro de cría de pollitos. Se crían durante su primer mes de vida antes de ser entregados a las familias, de manera de asegurar una mejor supervivencia y un plan sanitario. Agregado de valor: se financio un proyecto especial para una sala de elaboración de dulces y conservas. En funcionamiento desde 1997.

Participaron además del encuentro: la secretaria de Inclusión Social, Laura Alonso; el secretario de Desarrollo Social del Municipio de La Matanza, Nicolás Fusca; la responsable institucional de Cirujas Asociación Civil de La Matanza, Raquel Insaurralde junto con otras autoridades provinciales y municipales.

Acerca del programa Prohuerta

El Programa ProHuerta es una política pública llevada adelante en conjunto entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que está cumpliendo 30 años de trayectoria trabajando por la seguridad y soberanía alimentaria en la Argentina.

A partir de la sanción en 2014 de la Ley Nacional de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar (Ley N° 27.118), ProHuerta inició una nueva etapa donde, además de continuar su estrategia tradicional de promoción de la autoproducción de alimentos, se desarrollaron nuevas herramientas, proyectos especiales y grupos de abastecimiento local para poder incluir en su trabajo a los productores de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena y promover la producción agroecológica de alimentos, el acceso al agua y los recursos productivos necesarios, el desarrollo de ferias, mercados populares y otras estrategias de comercialización de proximidad.

Luego de estos 30 años de trabajo alcanza a 4 millones de personas, del campo y de la ciudad, gracias a una red federal de 9.192 promotoras y promotores voluntarios, promoviendo más de 744 ferias agroecológicas.

El programa trabaja además con 637.847 huertas. De ese total, son: 617.975 familiares; 1.826 comunitarias; 5.046 huertas institucionales y 13.000 escolares. Además, ha permitido el acceso al Agua a más de 16.000 familias rurales.

Coordinando acciones con más de 3.000 organizaciones e instituciones en todo el país, como la Asociación Cirujas (Red de Organizaciones barriales de La Matanza).

Frente al contexto de emergencia alimentaria el ProHuerta ha sido reconocido por el Presidente de la Nación (discurso de apertura de sesiones) como una herramienta que puede aportar mucho a la lucha contra el hambre y la promoción de derechos de las familias.