Arrancó la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones

Con la presencia de delegaciones de más de 140 países, comenzó la Conferencia Mundial del Desarrollo de las Comunicaciones 2017 (CMDT-17).


Luego de 24 años, Argentina vuelve a ser sede del evento más importante en materia de TICs (telecomunicaciones y tecnologías de la información). La Conferencia Mundial del Desarrollo de las Telecomunicaciones fue inaugurada por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Modernización por Andrés Ibarra y el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie. El evento tendrá una duración de dos semanas y finalizará el viernes 20 de octubre.

Por parte de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, dieron la bienvenida Houlin Zhao, Secretario General de la UIT, Brahima Sanou, Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT y António Guterres, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas.

En ese marco, el titular de la cartera de Modernización sostuvo: “Esta Conferencia Mundial es una señal más de la confianza que el mundo está teniendo en esta nueva etapa de la Argentina. Desde el Gobierno Nacional estamos comprometidos en generar las facilidades necesarias para el desarrollo de las TIC's y conectividad en todos los rincones del país para que cada ciudadano tenga servicios de calidad”.

Durante el encuentro, la comunidad internacional debatirá el futuro del sector de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información (TIC), y su contribución al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

La agenda de temas a tratar incluirá a asuntos como las herramientas y políticas para reducir la brecha digital, iniciativas sobre Ciberseguridad, CiberSalud, Educación y Empleo, entre otros. Los resultados de la cumbre se publicarán el 20 de octubre en la Declaración y el Plan de Acción de Buenos Aires, que determinarán las prioridades y el programa del Sector de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT (UIT-D) durante el próximo cuatrienio.