Presidencia de la Nación

Ariel Sujarchuk acompañó al presidente Alberto Fernández y al ministro Daniel Filmus en la promulgación de la Ley de promoción y desarrollo de la Bio y Nanotecnología

En representación del ministro Sergio Massa, el secretario de Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk, acompañó al presidente de la Nación, Alberto Fernández, y al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, en el acto de promulgación de la Ley de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología, normativa que amplía y extiende la Ley N° 26.270 hasta el 31 de diciembre de 2034.


En representación del ministro Sergio Massa, el secretario de Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk, acompañó al presidente de la Nación, Alberto Fernández, y al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, en el acto de promulgación de la Ley de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología, normativa que amplía y extiende la Ley N° 26.270 hasta el 31 de diciembre de 2034.

La normativa, que define a la Secretaría de Economía del Conocimiento -dependiente del Ministerio de Economía- como autoridad de aplicación, otorga beneficios fiscales a empresas que realicen inversiones en proyectos innovadores en estos sectores de la Economía del Conocimiento, una industria que promueve el desarrollo, el trabajo local y exporta al mundo.

“Esto es un diferencial enorme para la economía argentina y nosotros vamos a seguir apostando. Bien dijo Houssay, invertir en educación, ciencia y tecnología nunca es un gasto, es una inversión. Estamos apostando a crecer y ser mejores para desarrollarnos como comunidad y sociedad. Por eso en el presupuesto 2023 que vamos a presentar hoy, va a haber $500 mil millones destinados a desarrollar la ciencia y la tecnología. Lo hacemos porque estamos convencidos de que ahí está el futuro”, manifestó Fernández.

“Esta ley significa mucho para el desarrollo futuro de la Argentina y nos pone a la vanguardia a nivel mundial por la visión innovadora de una normativa que debe ser una política de Estado. Por otra parte, ratifica el compromiso de los gobiernos nacionales y populares con la agenda de modernización, innovación e inversión en ciencia y tecnología”, expresó Sujarchuk.

“Así como recordamos los 73 años de la gratuidad de la universidad pública con Perón, de los 18 años de la ley del software impulsada por el gobierno de Néstor y el programa de repatriación de científicos establecido por Cristina Kirchner, estoy seguro
de que en 12 años estaremos recordando este día en que se promulgó la Ley de promoción de la Bionanotecnología como una fecha indeleble para el desarrollo estratégico del sector”, finalizó el secretario.

Con esta política, el Gobierno decidió no solo renovar la ley, sino ampliar su alcance para beneficiar a las empresas de desarrollo de nanotecnología. El objetivo es promocionar las industrias innovadoras que aplican estos conocimientos a sus productos, como la salud humana y animal, el agro, medio ambiente y energías renovables, entre otras.

Esta apertura se da en el marco de un importante surgimiento de este sector en el país cuyo campo comprende toda aplicación de técnicas y ciencias en las cuales se estudian, manipulan y obtienen, de manera controlada, materiales, sustancias y
dispositivos de dimensiones nanométricas (un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro), que presentan propiedades de altísima eficiencia en campos como el de la salud, el textil, la microelectrónica, el industrial, el químico y el agroindustrial, entre otros. Al ser un área de desarrollo horizontal y multipropósito, su rentabilidad es alta y el capital fundamental es el recurso humano.

Respecto a los beneficios, la Ley contempla que quienes accedan al régimen de promoción podrán obtener beneficios de amortización acelerada del impuesto a las ganancias, devolución anticipada del IVA y el otorgamiento de un bono de crédito fiscal correspondiente al 50% de los gastos destinados a las contrataciones de servicios de investigación y desarrollo (I+D) con instituciones del Sistema Público Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Desde que se sancionó la ley original (2007), se realizaron tres convocatorias a la fecha (2019-2020-2021) mediante las cuales se otorgaron beneficios fiscales por $590 millones a distintas empresas que desarrollaron proyectos dinámicos y generadores de ingresos para la economía nacional.

Argentina se ubica entre los 20 primeros países del mundo en cantidad de empresas biotecnológicas que ya generan exportaciones por U$S 220 millones al año y emplea a más de 50 mil trabajadores y trabajadoras. Además, cuenta con alrededor de 240 grandes, medianas y pequeñas empresas nano biotecnológicas. Con esta ampliación, se impulsará la creación de más empresas, tanto en el sector público como privado, que fomenten la actividad y fortalezcan el sistema científico junto con las y los profesionales de la ciencia.

El evento se llevó a cabo en el Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE) ubicado en el predio de Ciudad Universitaria de la Universidad de Buenos Aires y contó con la participación de la ministra de Salud, Carla Vizzotti; la presidenta del Conicet, Ana Franchi; la vicedirectora del IFIBYNE, Anabella Srebeow; la presidenta de la Cámara Argentina de Biotecnología, Vera Álvarez; y el vicepresidente de la Cámara Argentina de Biotecnología, Sebastián Bagó, entre otros funcionarios y funcionarias, autoridades y referentes.

Scroll hacia arriba