Argentina y Chile acordaron la construcción del túnel de agua negra

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, lanzó en Chile, junto a su par de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y Alberto Undurraga, ministro de Obras Públicas del país vecino, la calificación de empresas interesadas en construir el Túnel Internacional Paso de Agua Negra que unirá Argentina y Chile a través de la cordillera. Se trata del primer paso para la concreción de esta megaobra de ingeniería vial.


El Gobierno Nacional logró reactivar la construcción del túnel de Agua Negra que atravesará la cordillera de los Andes a la altura de San Juan y de la región chilena de Coquimbo. Se trata de una de las obras de ingeniería vial más importantes de Latinoamérica que conectará las rutas nacionales 19, 39 y 150 con Chile, generando un corredor vial fundamental para las economías regionales del centro argentino y para el turismo internacional.

“Luego de meses de trabajo logramos consensos para darle un nuevo impulso a la entidad binacional EBITAN, destrabando la situación de parálisis en la que se encontraba desde su creación en 2010. Conseguimos ademas el financiamiento del BID para la concreción de este tunel, megaobra de ingeniería que va a consolidar un corredor vial internacional fundamental para el transporte de cargas y de personas entre uno y otro país. Estamos en un nuevo contexto de cooperación internacional, con cada vez más oportunidades para encontrar soluciones de transporte y de desarrollo de forma articulada, continuando con el proceso de volver a insertar a nuestro país en el mundo." , declaró Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

El anuncio se hizo esta mañana en Santiago de Chile y estuvo a cargo de los ministros de Transporte - Guillermo Dietrich-, de Hacienda -Alfonso Prat Gay-, y de Obras Públicas de Chile, Alberto Undurraga. Durante la conferencia de prensa se destacó la reactivación del Ente Binacional Túnel de Agua Negra, creado en 2010 pero que no logró avances concretos hasta hoy, fecha en la que se lanzó la precalificación de empresas interesadas en la concreción del proyecto. Se trata del primer paso previo a la licitación, dónde se analizan los antecedentes y la capacidad técnica de las empresas que quieran participar del concurso internacional para la construcción del túnel.

Para el financiamiento de esta obra, que demandará una inversión de 1.500 millones de dólares, los gobiernos nacionales consiguieron el compromiso del BID. Los costos serán absorbidos de acuerdo a la localización de las tareas, asegurando equidad en el esfuerzo financiero entre Argentina y Chile.

El túnel de Agua Negra demandará 10 años de trabajos ininterrumpidos y, una vez concretada, se convertirá en la infraestructura subterránea más importante de América Latina y la quinta más importante del mundo. Conectará San Juan, en
Argentina, y Coquimbo, en Chile, a través de un túnel de 14 km de extensión a 4.080 metros sobre el nivel del mar. Una vez finalizado, se convertirá en una alternativa al Paso del Cristo Redentor cada vez que aquél esté cerrado por mal tiempo o presente altos niveles de congestión.

El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional, ya está llevando adelante obras complementarias como la pavimentación de la RN 150 en San Juan a lo largo de 80 km, que tiene una etapa ya casi terminada y una a punto de iniciarse.Esta ruta conecta las zonas agroindustriales del centro de Argentina con Chile y con el puerto de aguas profundas de Coquimbo en el Océano Pacífico.

A fines de junio de este año, Argentina formó parte por primera vez como país observador de la Cumbre de la Alianza del Pacífico que tuvo la presencia de Mauricio Macri. En esa oportunidad, el Presidente mantuvo reuniones con Michelle Bachelet para trabajar en una matriz energética común para Argentina y Chile, que luego podría incorporar a otros países de la región.