Argentina subió 29 puestos en el ranking que mide la facilidad para abrir un negocio


La Argentina subió 29 puestos en la edición 2019 del ranking Doing Business del Banco Mundial (BM) que, entre varios índices, tiene uno dedicado a la apertura de un negocio que mide la categoría, el número de procedimientos, tiempo y costo para constituir y poner formalmente en funcionamiento una pequeña y mediana empresa.

Esta medición, que es consultada por inversores de todo el mundo, colocó a la Argentina en el puesto 128 entre 190 naciones analizadas. Tomó como muestra las Sociedades de Responsabilidad Limitada con domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que se inscriben en la Inspección General de Justicia (IGJ).

El BM recoge la opinión de importantes estudios jurídicos y actores que participan en la creación de empresas respecto de la cantidad de días que demora un ciudadano en recolectar los documentos necesarios para inscribir una sociedad, los procedimientos que tiene que llevar a cabo y el costo económico que implica. La Argentina subió 29 puestos en tan solo un año tras la implementación del trámite de SRL en 24 horas, que otorga el CUIT y los libros societarios en ese plazo.

“Desde el Ministerio, a través de Justicia 2020, estamos trabajando arduamente en iniciativas para modernizar los procesos antiguos y satisfacer las necesidades de los argentinos. Buscamos simplificar los trámites e incorporar nuevas tecnologías para que el ciudadano cuente con mecanismos modernos y más ágiles”, señaló Germán Garavano, el titular de la cartera de Justicia de la que depende la IGJ.

La Inspección también logró reducir de 20 a 5 días la demora en la recolección de documentos ya que gran parte del proceso es ahora online y bajó sustancialmente los costos al otorgar gratuitamente los libros societarios y eliminar el pago de la rúbrica. Esto permitió al ciudadano un ahorro de $6070.

“Celebramos la mejora de 29 posiciones en el ranking. Esto es producto de un trabajo coordinado entre el Ministerio de Justicia, la Ciudad y el Banco Mundial. Estos cambios tienen un valor enorme todos aquellos que invierten en la Ciudad, pero especialmente para los emprendedor y las PYMES, ya que implica una reducción de tiempos, costos y trámites”, indicó Álvaro Herrero, subsecretario de Gestión Estratégica y Calidad Institucional de la Ciudad.

La IGJ se encuentra abocada a modernizar y agilizar los trámites para reducir a 3 días la recolección de documentación y otorgar la firma digital sin cargo o la certificación de firmas en el organismo, lo que implicará un menor costo para el ciudadano.