Argentina participó de las sesiones de la CICAD


El titular de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina, Roberto Moro, participó del 66° período ordinario de sesiones de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD-OEA), que se desarrolló hasta hoy en Miami. Tras un año en el ejercicio, Argentina cedió la presidencia pro tempore al vicepresidente, Estados Unidos, según marca el estatuto del organismo regional.

El secretario Moro encabezó la apertura del encuentro, acompañado por el secretario Ejecutivo de la CICAD, Adam Namm; por la secretaria de Seguridad Multidimensional de la OEA, Farah Urrutia; y por la secretaria de Estado Adjunta de la Oficina de Narcóticos Internacionales y Asuntos de Aplicación de la Ley, Departamento de Estado de los Estados Unidos, Kirsten Madison. “Debemos seguir monitoreando los programas que se ejecutan, con el objetivo de ayudar a mejorar los mecanismos, y así disminuir el consumo y el tráfico de drogas en el continente americano”, sostuvo Moro durante su exposición.

Tras el inicio de las jornadas, se eligieron los países que ejercerán la presidencia y la vicepresidencia pro tempore de la CICAD para el período 2019-2020. En esa línea, fueron designados Estados Unidos y Colombia. Richard Glenn, de la Subsecretaría de Estado Adjunto para Asuntos de Narcotráfico Internacional de Estados Unidos expresó: “Este año será, como en años anteriores, un enfoque de unir a los países contra el narcotráfico y proteger a nuestros pueblos del flagelo de la drogadicción”.

En las sesiones de la CICAD, los representantes y autoridades de los países que la integran, presentan un panorama acerca del consumo de drogas a fin de generar una discusión sobre las implicaciones para las políticas públicas en la región. En esa línea, durante la primera jornada de este encuentro debatieron sobre la amenaza de las drogas sintéticas y los esfuerzos llevados a cabo por sus organismos antinarcóticos para contrarrestar los desafíos actuales del narcotráfico en las Américas. Más tarde, se presentaron las recomendaciones de las Naciones Unidas sobre las listas de sustancias controladas, incluyendo los vínculos e impacto en agencias nacionales, regionales e internacionales.

Durante la segunda jornada, se desarrollaron dos paneles, uno en torno a las alternativas al encarcelamiento, donde los expertos proporcionaron una visión general de medidas alternativas efectivas, programas de justicia restaurativa, programas de disuasión y justicia juvenil. Luego, se trató el control de la cadena de suministro de drogas ilícitas a través de inteligencia financiera; y finalmente se presentaron las estrategias basadas en la evidencia, programas para adolescentes en el Hemisferio Occidental para el desarrollo, implementación y evaluación de las intervenciones preventivas comunitarias y escolares en los Estados Unidos y Latino América.

Por último, hoy se abordaron ejes temáticos vinculados con la reducción de la estigmatización y el acceso al tratamiento; y la mejora de las estrategias nacionales y el desarrollo de planes de acción y buenas prácticas regulatorias para el control de sustancias químicas y farmacéuticas utilizadas en la fabricación ilícita de drogas. Además, se presentó el Informe Hemisférico de los Mecanismos de Evaluación Multilateral (MEM).

La CICAD-OEA es el foro político del hemisferio occidental para tratar el problema de las drogas y tiene como objetivo fortalecer las capacidades humanas e institucionales de sus Estados miembro para reducir la producción, tráfico y uso de drogas ilícitas; y encarar las consecuencias sanitarias, sociales y penales de esta problemática.