Argentina en el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible


El secretario de Gestión Educativa del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación (MECCyT), Oscar Ghillione, representó ayer al país en dos instancias de diálogo del Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible, impulsado por la Organización de Naciones Unidas.

En primer lugar, el funcionario participó de las actividades por el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud, basadas este año en el lema “Aprendiendo a aprender para la vida y el trabajo”. En su discurso, Ghillione resaltó la iniciativa del Estado argentino para “equipar a los jóvenes con aquellas habilidades necesarias para ser protagonistas frente a los desafíos y oportunidades actuales y futuros”.

“Pasamos de un proceso de enseñanza y aprendizaje basado en los temas curriculares a otro apoyado en el valor del análisis deductivo e inductivo, un proceso basado en proyectos y en el desarrollo de habilidades socioemocionales”, explicó.

En este contexto, el Secretario brindó detalles sobre las acciones que impulsa el MECCyT orientadas a mejorar los resultados educativos en las escuelas secundarias de todo el país, fortalecer la capacitación docente, asegurar la permanencia y elevar la tasa de egreso en el nivel medio, reducir la brecha de acceso al nivel superior y a la formación tecnológica, entre otros objetivos.

“A pesar de que estamos viendo un progreso a lo largo del tiempo ─reflexionó Ghillione–, sabemos que los desafíos del siglo XXI exigen nuevas vías de aprendizaje, que a su vez demandan nuevos y renovados esfuerzos para construir una ciudadanía global en cada estudiante”. Y mencionó como parte de estos esfuerzos el desarrollo de Desafío Global, un juego multiplataforma diseñado por el MECCYT con el fin de enseñar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, promoviendo una ciudadanía activa, consciente de los retos y oportunidades que enfrenta el mundo.

Más tarde, el funcionario formó parte del panel “Educación de calidad, equitativa e inclusiva: un imperativo para el siglo XXI”, junto a delegados de Colombia, Kenia y República Checa, y representantes de distintos organismos del Sistema de Naciones Unidas. En su intervención, Ghillione destacó el rol del Estado argentino “como el principal actor responsable de la consecución de las metas del ODS4” y detalló las medidas adoptadas en este sentido, en especial para atender la situación de la población más vulnerable.

Entre otras líneas de acción, el Secretario se refirió a la construcción de salas para el nivel inicial, la promoción del tiempo escolar extendido en los establecimientos del Nivel Primario, el desarrollo de nuevos mecanismos de evaluación y la promoción de la innovación pedagógica en todos los niveles y modalidades del sistema educativo.

Asimismo, recordó que, en ocasión del ejercicio de la presidencia del G20, “Argentina se centró en la educación, las habilidades y el aprendizaje a lo largo de la vida como un motor principal para el crecimiento inclusivo, destacando también la innovación y las tecnologías de vanguardia”.

“Muchos de los desafíos que enfrentamos como país son compartidos con la comunidad global. No estamos solos en esta tarea”, reflexionó Ghillione y remarcó la presencia activa de nuestro país en los Comités de Dirección de la E2030, y recordó que en 2017 se celebró en Buenos Aires la primera Reunión Regional de Ministros de Educación, para abordar el ODS4.

Por último, el funcionario detalló las instancias que resultaron en la reciente adopción de la nueva Convención Regional para el Reconocimiento de Estudios, Títulos y Diplomas de Educación Superior: las dos consultas intergubernamentales acogidas por Argentina en 2018, la Tercera Conferencia Regional de Educación Superior –realizada en la ciudad de Córdoba, con motivo del centenario de la Reforma Universitaria de 1918– y la Conferencia Internacional de Estados celebrada la última semana en Buenos Aires.