Argentina e Italia unidas por la cultura


“Italia, Argentina, Mundo - El italiano nos une” es el título del 83° Congreso Internacional de la Sociedad Dante Alighieri que por primera vez se realiza fuera de Europa y en esta oportunidad, Buenos Aires ha sido elegida como anfitriona del evento. Entre la Argentina e Italia existe un vínculo de fraternidad muy fuerte que se ha ido consolidando desde la llegada de los primeros inmigrantes a mediados del siglo XIX. El ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Alejandro Finocchiaro, participó de la apertura del congreso, que se llevará a cabo del 18 al 20 julio.

El Ministro hizo un recorrido por las principales influencias culturales de la música, el arte, la arquitectura y la literatura italianas; y recordó al maestro italiano de la novela negra, Andrea Camillieri, quien falleció el día de ayer y resaltó emocionado: “Ya Montalbano no será comisario de Vigata, pero allí donde esté seguirá persiguiendo a los malos, esperando a Livia y enojandose con las metidas de pata de Cataré. Salve Andrea para siempre, gracias a la Dante Alighieri por preservarlo y difundirlo”.

La Società Dante Alighieri es una institución de 130 años que cuenta con 122.000 socios en el mundo, de los cuales 60.000 son estudiantes. Está representada por 482 comités con presencia en 80 países. Ofrece 8.700 cursos de idioma y cultura italiana en todo el planeta, con 350 centros certificadores. La Argentina es el país que alberga el mayor número de comités de la Dante Alighieri en el mundo.

El Congreso se centra en la promoción y la difusión de la lengua y cultura italiana, y en el crecimiento y desarrollo de las industrias culturales italianas: editorial, cinematográfica y audiovisual, restauración y ciudades inteligentes.

Los protagonistas del mundo de la cultura, periodistas, autoridades argentinas e italianas, miembros, estudiantes, profesores y docentes de la comunidad empresarial, científica y cultural celebran este importante evento que ha logrado a lo largo de los años el pleno reconocimiento del Presidente de la República Italiana con su Alto Patronato.