Argentina e Israel: un símbolo de amistad, trabajo y cooperación


La Asociación Argentina de Amigos de la Universidad Ben Gurion del Neguev donó la bandera nacional al Salón de las Banderas del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación.

En un emotivo acto, -que incluyó la entrega de una placa de reconocimiento a Nava Rubenzadeh, nacida en Jerusalém y testigo del día de la creación del Estado de ese país-, la Asociación Argentina de Amigos de la Universidad Ben Gurion del Neguev donó la Bandera del Estado de Israel al Ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Alejandro Finocchiaro, como símbolo de la amistad y del trabajo de cooperación que unen a ambos países.

El Ministro expresó: “Israel y Argentina son estados amigos que se respetan y se quieren, la colectividad judía es una de las colectividades que ha hecho grande este país. Si queremos dejar atrás tantos años de no saber, de desconocimiento, debemos ver el espíritu de países que se hicieron grandes”.

Ante distintas autoridades institucionales, como el Embajador de Argentina en Israel, Mariano Caucino, y referentes académicos de la comunidad judía, el Director Ejecutivo del INET, Leandro Goroyesky, abrió la ceremonia destacando el programa de cooperación que los ministerios de educación de ambos estados llevan adelante para la generación de distintos convenios que permitan el intercambio de docentes y estudiantes, en particular en torno a la Robótica. Seguido a esto, el Embajador de Israel hizo entrega de la bandera al Ministro Finocchiaro, quien afirmó: “El Estado de Israel comenzó en 1948, cuando un puñado de hombres y mujeres valientes pensaron que podía haber un estado en ese territorio. Pero, ¿cuál fue el valor diferencial que destacó a Israel respecto del resto del mundo? La educación, y que ésta se dedicó al desarrollo del país. Nosotros debemos admirar esa apuesta de Israel a la educación y continuar el trabajo conjunto que venimos realizando porque la educación permite reconocernos en la mirada del otro”.

A las palabras del Ministro, se sumó el Embajador israelí afirmando que “la educación es una herramienta que puede unirnos como países. Ustedes, los argentinos, tienen un capital humano tan valioso como el nuestro. El capital humano es más valioso que el oro y el gas y, es allí, donde está el futuro de nuestros países”.

Luego, Goroyesky presentó a Nava Rubenzadeh, quien, desde su llegada a Argentina, nacida en Jerusalém y testigo del día de la creación del Estado de ese país, se abocó al trabajo en instituciones con fines educativos y benéficos de origen internacional logrando una trayectoria exitosa en la que su prioridad fue siempre la solidaridad y el bien común. Desde hace 12 años es quien preside la Asociación de Amigos de Argentina de la Universidad Ben Gurion del Neguev.

Nava recibió de manos del Ministro, de los Embajadores y del Director del INET una placa en reconocimiento a su labor y al momento expresó “Para mí es una emoción muy grande que se coloque la bandera de Israel aquí en el Salón de las Banderas”. Dicha sala, inaugurada en 1997, alberga las banderas de los países que integran el Mercosur, la bandera de Australia y ahora el símbolo patrio del Estado de Israel.

Participaron del evento Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA; Mario Montoto, presidente de la Cámara de Comercio Israelí; Guillermo Yanco, vicepresidente del Museo del Holocausto; Emilio Perina, director General del Archivo General de la Nación; Mirta Romay, emprendedora cultural; Liliana Yoco, empresaria tecnológica; Oscar Oszlak, reconocido académico; Rosa Pelz, historiadora, entre otras figuras.