Argentina comienza a implementar nuevo esquema de vacunación contra la poliomielitis

En el marco de la estrategia mundial para erradicar la poliomielitis, a partir de hoy niñas y niños recibirán la vacuna inactivada Salk (IPV) en lugar de la vacuna antipoliomielítica oral bivalente (bOPV) conocida como Sabin.


Autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, celebraron hoy el comienzo de la implementación del nuevo esquema de vacunación contra la poliomielitis con la vacuna inactivada Salk (IPV) para todos los niños y niñas del país. La inversión para garantizar esta estrategia asciende a 17,5 millones de dólares para la adquisición de 2.800.000 de dosis destinadas a 700.000 chicos por año.

A partir de hoy, se pasará del esquema combinado de vacuna Sabin y Salk que se encontraba vigente en el Calendario Nacional de Vacunación, a un esquema completo de Salk que consta de 3 dosis y un refuerzo de IPV a los 2, 4 y 6 meses de edad y al ingreso escolar, suprimiendo en el esquema actual la dosis de los 18 meses.

La vacuna Salk, que es obligatoria y gratuita para todos los niños del país, tiene la característica de ser una vacuna inactivada y no presenta ningún riesgo de producir parálisis, al tiempo que es altamente efectiva para generar inmunidad en la persona que la recibe.

Con motivo de este día considerado histórico y dado el contexto de pandemia, desde la plataforma de Telesalud se realizó una videoconferencia con autoridades, expertos que participaron en el desafío, integrantes de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CONAIN), del Instituto Malbrán y con los jefes provinciales del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), en la que se realizó un recorrido histórico sobre las epidemias que generó la poliomielitis en el país y en el mundo y las vacunas desarrolladas hasta su erradicación en la Región de las Américas.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, dio inicio a la actividad en la que felicitó a todos los que colaboraron para lograr este objetivo destinado a mejorar el Calendario Nacional de Vacunación y bregó por seguir “trabajando como siempre, de manera federal, integral y articulada”.

Luego, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, afirmó que “tener este momento histórico en el medio de la pandemia es muy relevante para todos los que trabajamos en el área de vacunas”. La funcionaria también celebró que “llegue la vacuna a la población y que esa vacuna nos iguale a todos”.

Por su parte, la presidenta de CONAIN, Mirta Roses, destacó la importancia de este cambio “no sólo porque estamos en un contexto de pandemia sino por la situación económica y financiera del país muy difícil y agravada por la situación económica mundial”. En este sentido, afirmó: “No es común ver que un país toma una decisión que significa un costo mayor y que un Ministerio de Salud nacional y todas las jurisdicciones acepten este desafío operativo”. Es por eso que “tenemos que estar con un ánimo de fiesta de que el país se sume a los que le dan lo mejor posible a su pueblo”, concluyó Roses durante su exposición.

Cabe destacar que este cambio de estrategia es un gran paso en las políticas sanitarias del Estado nacional en consenso con las 24 jurisdicciones y los expertos que tiene como objetivo alcanzar mejores estándares de equidad en la población ya que estará destinada a todos los niños del país sin distinción por área de residencia, nivel socio-económico o cobertura de salud.

Durante la videoconferencia, la infectóloga Silvia González Ayala y miembro de la CONAIN convocó a los presentes a “trabajar muchísimo en todos los niveles para transmitir la importancia de este cambio en el Calendario Nacional de Vacunación y lo que significa a futuro”. Además, hizo hincapié en lograr el objetivo de lograr una cobertura de vacunación de más del 95 por ciento o más de la población objetivo. “El impacto de la poliomielitis y cómo marcó a más de una generación en nuestro país lo conocemos los que somos más grandes. Es un inmenso logro de salud, ético y de equidad”, agregó.

Durante la actividad también participaron como disertantes la jefa del Programa Provincial de Inmunizaciones de Mendoza, Iris Aguilar; el profesor y filósofo Darío Sztajnszrajber y el doctor en Antropología Alejandro Grimson.

Con la implementación de esta modificación en el esquema de vacunación antipoliomielítica, Argentina cumple un nuevo hito en el camino asumido por todo el mundo y ratificado en la Asamblea Mundial de la Salud del 26 de mayo de 2012, en la cual se declaró que la erradicación de la poliomielitis representa una emergencia de Salud Pública a nivel mundial.

La vacuna bOPV, más conocida como Sabin oral fue esencial en la lucha contra la poliomielitis y permitió que en Argentina no se registren casos de polio virus salvaje desde 1984. Gracias a su utilización en campañas masivas de vacunación, alrededor de 5 millones de niños se salvaron de la parálisis permanente, pero en ocasiones extremadamente infrecuentes, el virus atenuado de la vacuna bOPV puede mutar y tornarse de nuevo virulento produciendo parálisis en algunas personas.

Por eso, en la fase final para la erradicación de esta enfermedad, es necesario que los países reemplacen progresivamente la bOPV por IPV en los esquemas de vacunación para reducir los riesgos asociados al uso de la vacuna atenuada permitiendo mantener la inmunidad contra los tres tipos de poliovirus (1, 2 y 3), mientras sea necesario continuar vacunando a la población en todo el mundo.

En la actualidad, solo dos países presentan casos de poliomielitis por poliovirus salvajes –Afganistán y Pakistán–, mientras que en el resto del mundo, mayormente en países de África y Asia, los casos de parálisis se deben al virus de la vacuna OPV.

Características de la enfermedad

La poliomielitis es una enfermedad que afecta principalmente a niños menores de 5 años pudiendo ocasionarles una parálisis irreversible y hasta la muerte por la inmovilización de los músculos respiratorios que causa el virus.
Aunque no tiene cura, la poliomielitis es una de las pocas enfermedades que puede ser erradicada del mundo dadas sus características particulares: período breve de infección y contagio, ausencia de portación por animales o insectos y presencia de vacunas eficaces, entre otras.
Por este motivo, se trabaja intensamente a nivel global para que en el futuro cercano, la poliomielitis se convierta en la segunda enfermedad en ser erradicada del mundo –después de la viruela–, para luego de un tiempo prudencial aún no definido, pueda suspenderse la vacunación antipoliomielítica.