Argentina avanza en su misión espacial más ambiciosa

El satélite SAOCOM 1B ya se cargó al avión que lo trasladará hacia Estados Unidos para su lanzamiento a fines de marzo. Funcionarios nacionales, provinciales y del sector espacial nacional acompañaron este hito que cierra un ciclo de 13 años de trabajo que representó el proyecto satelital más complejo del Plan Espacial Nacional de la CONAE.


Finalizada la operación de carga del satélite de observación SAOCOM 1B al avión que lo trasladará a Estados Unidos para su próximo lanzamiento, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) celebró hoy un acto que contó con la participación de altos funcionarios nacionales y provinciales, quienes destacaron el rol de la ciencia como motor de crecimiento y desarrollo para el país.

Durante el acto realizado en la tarde de hoy, viernes 21 de febrero de 2020, en el aeropuerto de San Carlos de Bariloche, Raúl Kulichevsky, Director Ejecutivo y Técnico de la CONAE, valoró este hito al afirmar: “Estamos un poco más cerca de poder completar la constelación SAOCOM, pero sobre todo más cerca de poder brindarle a la Argentina los frutos de muchos años de trabajo y de un avance tecnológico como no se ha visto otro en la industria satelital argentina”. Además, destacó que la Argentina puede aprovechar al máximo todos los beneficios de la Misión SAOCOM, que brinda servicios para la producción agropecuaria, el ambiente y la gestión de emergencias.

Encabezó el acto el jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, también estuvieron presentes el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza; el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro; la gobernadora de la provincia Río Negro, Arabela Carreras; el CEO de INVAP, Vicente Campenni, y el embajador de Italia en la Argentina, Giuseppe Manzo, junto a otros funcionarios e invitados de las instituciones participantes de la misión espacial argentina.

Luego de recorrer 8 km desde las instalaciones de INVAP hasta el aeropuerto, en un convoy de camiones de 300 metros, el SAOCOM 1B fue cargado al avión Antonov AN 124 junto con 42 toneladas que incluyen los paneles solares y el equipamiento. En horas de la madrugada del sábado 22, remontará vuelo hacia Cabo Cañaveral, Florida, Estados Unidos, a las instalaciones de la empresa SpaceX, para a fines de marzo completar el último tramo que lo acerca a su puesta en órbita.

Con este hito se cierra un ciclo de 13 años de trabajo que representó la misión satelital más compleja del Plan Espacial Nacional de la CONAE, que implicó la participación de 900 profesionales de diferentes áreas del conocimiento y 80 empresas de tecnología e instituciones del sistema científico tecnológico del país.

Políticas de Estado

Cafiero destacó que "los científicos y las científicas son los motores de este proyecto porque lo han defendido en cualquier instancia para que salga adelante, y subrayó el trabajo que llevaron adelante Josefina Pérès (Jefa del Proyecto SAOCOM) y Laura Frulla (Investigadora Principal de la Misión SAOCOM y Gerenta de Observación de la Tierra de la CONAE), dos mujeres que se pusieron al hombro el proyecto y lo sacaron adelante. Esta es la demostración de que argentinos y argentinas podemos llevar adelante políticas de estado independientemente de los colores políticos”, aseguró.

Por su parte, Salvarezza indicó que el lanzamiento del SAOCOM 1B es “una demostración clara de lo que los argentinos pueden hacer. Hoy vemos la salida de este satélite como un cambio enorme en cuanto a las perspectivas de que la ciencia y la tecnología se constituyen en este país como una base fundamental para el desarrollo. Además llamó a “apostar por un país en el cual el conocimientos sea un insumo para el futuro”.

La gobernadora Carreras sostuvo: “Hoy acompañamos este evento con profunda emoción. Estamos agradeciendo la recuperación de las políticas de Estado en ciencia, tecnología e innovación, que nos permiten planificar a futuro”.

Una vez que el SACOM 1B sea puesto en órbita, pasará a formar parte del Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), fruto de la cooperación entre las agencias espaciales CONAE de la Argentina y ASI de Italia. Se trata de un sistema de observación de la Tierra único en el mundo en el cual ya participa el satélite argentino SAOCOM 1A (lanzado en 2018 y hermano gemelo del 1B) y cuatro satélites italianos denominados COSMO-SkyMed. Por esa razón, Manzo indicó que con la puesta en órbita del SAOCOM 1B, la Argentina e Italia se benefician por la posibilidad de contar con nuevos datos estratégicos y un mayor crecimiento tecnológico. “Con SAOCOM y SIASGE la amistad entre ambos países se fortalece”, afirmó.

Una misión que hace Historia

La Misión SAOCOM se inició 2007 con la ingeniería básica del proyecto. En 2013 comenzó la construcción del modelo de vuelo del SAOCOM 1A, que finalmente puesto en órbita en 2018. En forma paralela, en 2015 arrancó la fabricación del SAOCOM 1B.

La construcción de ambos satélites fue llevada a cabo en distintos puntos del país: En Córdoba se integraron las antenas radar en el centro espacial de la CONAE, y se instaló el Centro de Control de Misión (segmento terreno). En las instalaciones del CNEA, en Buenos Aires, se integraron los paneles solares, la estructura de las dos antenas radar y dispositivos de despliegue. Y en el Laboratorio G.E.M.A. de la Universidad Nacional de la Plata se integraron las mantas térmicas. En Bariloche, en INVAP se diseñaron y construyeron las dos plataformas satelitales y la electrónica central de los radares SAR, se realizó la integración y test funcionales del satélite completo. En CEATSA se realizaron las pruebas previas al lanzamiento.

Estos satélites llevan al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra, que representa una importante mejora en las capacidades respecto de los sensores ópticos usuales. Se trata de un instrumento activo que consiste en un Radar de Apertura Sintética (SAR, por sus siglas en inglés de Synthetic Aperture Radar), que trabaja en la porción de las microondas en banda L del espectro electromagnético.

Los satélites SAOCOM fueron especialmente diseñados para detectar la humedad del suelo y obtener información de la superficie terrestre en cualquier condición meteorológica u hora del día. Esto es posible porque las microondas del radar son capaces de atravesar las nubes y “ver” aunque esté nublado, tanto de día como de noche. Estas características hacen que los SAOCOM sean especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas. Si bien tomará datos de todo el mundo, podrá saber en particular cuál es la humedad del suelo en la región pampeana.