Apoyo interministerial a la postulación del Museo ESMA ante la UNESCO

En un encuentro con autoridades de los Ministerios que forman parte del Comité Argentino del Patrimonio Mundial, la Secretaría de Derechos Humanos recibió el respaldo unánime para la presentación de la candidatura del Museo Sitio de Memoria ESMA.


La reunión virtual tuvo lugar en el marco del proceso de información, comunicación y apoyo de la citada candidatura que lleva adelante el Estado argentino, a través de la Secretaría de Derechos Humanos. La postulación tiene como objetivo otorgar visibilidad internacional a los crímenes del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar y, asimismo, destacar el valor universal de la oposición pacífica y el consenso social como medios para lograr justicia.

Del encuentro participaron el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; la ministra de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Marcela Losardo; el canciller Felipe Solá; y los ministros de Cultura, Tristán Bauer; de Turismo y Deportes, Matías Lammens; y de Educación de la Nación, Nicolás Trotta. En representación del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, estuvo presente María Soledad Cantero.

Pietragalla Corti, a cargo de las palabras de apertura de la reunión, agradeció la participación de los funcionarios y señaló que: “para la región sería muy importante que logremos que el Museo ESMA integre este listado junto a sitios como Auschwitz-Birkenau y el Memorial de la Paz de Hiroshima, que hoy están reconocidos como patrimonio de la memoria”. En este sentido, consideró que representaría una reparación histórica para todos los sitios de memoria que existen a lo largo del país, y su rol fundamental en las políticas de Memoria, Verdad y Justicia.

Seguidamente, la directora del Museo ESMA, Alejandra Naftal, presentó a los integrantes del equipo que lleva adelante la candidatura Unesco y a continuación se proyectó el video institucional “Memoria Argentina para el mundo. Patrimonio del Nunca Más”, con los aspectos más destacados de la postulación. La funcionaria también remarcó la necesidad de continuar impulsando actividades desde la Secretaría junto a los ministerios para demostrar “que existe un verdadero compromiso del Estado argentino en todas sus dimensiones: la política, la diplomática, la social y la económica”.

Luego tomó la palabra la ministra Losardo, quien consideró que la incorporación del Museo a la lista del Patrimonio Mundial “proyectará, desde el Cono Sur hacia el resto del mundo, que el Nunca más a las gravísimas violaciones de derechos humanos producidas por el terrorismo de Estado tienen un lugar donde el horror ha existido con toda su crudeza, un lugar para no olvidar, y para evitar que delitos afectan a toda la humanidad puedan volver a repetirse”.

“Cuentan con el apoyo del ministerio y ponemos nuestros equipos a disposición para trabajar en la promoción del museo, y para que se conozca esta historia negra de la Argentina en todo el mundo”, afirmó durante su intervención el ministro Lammens. El funcionario destacó el trabajo y compromiso para “dar a conocer nuestra historia, que nos atraviesa y nos toca muy de cerca, y nuestras políticas de derechos humanos, que son un gran motivo de orgullo”.

“Es muy importante que importante lo que están haciendo, desde el ministerio nos sentimos parte en el desarrollo de esta candidatura, que el Nunca Más sea un patrimonio mundial”, sostuvo por su parte el ministro Tristán Bauer, visiblemente emocionado.

En su alocución, Nicolás Trotta sostuvo: “Tenemos la responsabilidad de impulsar esta candidatura, en un proceso que va a reafirmar lo que para nosotros debe ser un orgullo de cómo la democracia, con un rol protagónico de los organismos, pudo construir una agenda de derechos humanos”. El funcionario manifestó el compromiso de seguir trabajando para poder agilizar los tiempos y que el sitio de memoria logre ese merecido reconocimiento en el contexto internacional

El canciller Felipe Solá cerró el panel de intervenciones, destacando la importancia de lograr que se incorpore al Patrimonio Mundial de Unesco, a un espacio que constituye un hito fundamental en la lucha intransigente para llegar al juzgamiento de los responsables de un genocidio. “Tenemos una obligación con los 30 mil detenidos-desaparecidos y también con el futuro”, señaló