“Apostar a un sector agrícola que incluya”

En el marco del convenio firmado entre el INAES y el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), se llevó a cabo el taller “Hacia una red de facilitadores de procesos asociativos en la ruralidad”.


Durante las dos jornadas que abarcó este primer encuentro, profesionales de ambos institutos intercambiaron conocimientos y trazaron líneas para el trabajo futuro.
El convenio tiene como finalidad fortalecer a las cooperativas y a sus recursos humanos en temas relacionados a la promoción y desarrollo; estimulando el acceso a la tecnología, promoviendo el fortalecimiento de los proyectos de las pequeñas industrias, buscando agregar valor y asistir técnicamente a cooperativas en buscan su consolidación.
Participaron de la apertura, Eduardo Fontenla, vocal del Directorio del INAES y Héctor Espina, director nacional del INTA , quienes destacaron la importancia del trabajo articulado entre ambos organismos.



Fontenla señaló la fuerte presencia territorial del INTA y la ponderó como una herramienta fundamental “en la contribución para llegar a las más de 1300 cooperativas agropecuarias existentes”, destacó también el objetivo principal de “apostar a un sector agropecuario que incluya, contribuyendo desde la economía social, al trabajo y al arraigo, con el desafío de apuntalar a la agricultura familiar en tanto unidad productiva y doméstica, asistiendo a las entidades en tres ejes fundamentales; gobernabilidad, administración y control”.

Por su parte, Espina manifestó que “es una alianza estratégica, porque dentro del INTA el tema asociativismo, el cooperativismo estuvo inserto desde su origen”. Remarcó también la importancia del intercambio entre los organismos y planteó como objetivo central “mejorar la calidad de vida y calidad de producción de pequeños y medianos productores”.

“Mejorar la calidad de vida y calidad de producción de pequeños y medianos productores”.

La actividad continuó con la presentación de los representantes regionales del INTA, quienes realizaron un diagnostico de cada una de las regiones en función de de las experiencias y el trabajo de cooperativas y agentes de la economía social en el territorio. Luego, técnicos del INAES presentaron y contaron sobre el trabajo del instituto en general y en materia agropecuaria en particular.

El segundo día comenzó con un panel de organizaciones donde disertaron Matías Berger (CEIL-CONICET), Daniel Bareilles (Asoc. Productores Familiares de Cañuelas Bs. AS), Juan Manuel Rossi (FECOFE) Y Elbio Laucirica (CONINAGRO). Luego se dio paso al trabajo con los facilitadores territoriales en función de sus tareas y su interacción con las entidades. Para el final se pusieron en común conclusiones y se trataron lineamientos para el trabajo de cara al fututo, con el objetivo de planificar hacia el 2020.