Ante la pandemia, reforzamos nuestro rol en la comunidad

En todo el país los Puntos Digitales se adaptaron a las nuevas condiciones y se constituyeron en espacios claves para el acceso a información de cuidado y asistencia en trámites a distancia. En Misiones, se tramitaron más de 20 mil altas para el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).


Atención en la pandemia

Los Puntos Digitales se constituyeron en espacios fundamentales para la inclusión y la prevención en el marco de la pandemia provocada por el Covid-19. Primero, durante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio que comenzó a regir a partir de marzo en todo el país. Luego,en el contexto del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO) que rige actualmente en gran parte del territorio nacional.

La pandemia trajo muchas modificaciones en la vida de todas las personas, no solo en Argentina, sino también en el mundo. Reuniones por videoconferencia, trabajo desde el hogar y trámites a distancias se transformaron en actividades esenciales para la población. Fue así como los Puntos Digitales se transformaron en un actor clave que facilita la relación entre la población y el Estado nacional y los Estados provinciales y locales. Por ejemplo, muchas personas que debían realizar trámites ante distintos organismos como AFIP o ANSES, y que no contaban con Internet en sus hogares, encontraron en los Puntos Digitales un espacio de conectividad para la realización de trámites a distancia, que se concretaron respetando los protocolos pertinentes.

Un ejemplo claro del trabajo esencial de los Puntos Digitales en este contexto, se puede encontrar en la provincia de Misiones. Allí, los Puntos Digitales se convirtieron rápidamente en espacios de referencia para la comunidad. Durante el ASPO, solo siete Puntos Digitales asistieron a 20 mil personas en diferentes trámites , como el acceso al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE),. En ese sentido, un caso paradigmático lo constituye el Punto Digital de Almafuerte, que atendió más de 500 consultas en una localidad de apenas 2.500 habitantes.

Acá te contamos las experiencias de los Puntos Digitales de Almafuerte, El Soberbio, Aristóbulo del Valle, Wanda, Montecarlo, Oberá y Capioví.

Almafuerte

Federico Franco es el Coordinador del Punto Digital de Almafuerte, una localidad pequeña ubicada al sur de Misiones, -entre Posadas y Oberá-, que tiene apenas 2.500 habitantes. Nos cuenta Federico que durante la pandemia, “se realizó una asistencia importante a personas que, sobretodo, necesitaban realizar trámites en ANSES. Luego, desde el inicio del otorgamiento del IFE, prácticamente el 80 por ciento de las consultas se concentraron sobre ese tema”. Como en todo el país, el trabajo del Punto Digital fue esencial para las personas del lugar, por eso “teniendo en cuenta el estado de confinamiento sanitario, solo atendimos -y lo seguimos haciendo-, en un horario reducido de media jornada por la mañana y para trámites de importancia”.

Rápidamente el Punto se convirtió en un espacio de referencia que facilitó a la población el acceso a políticas nacionales de asistencia. Debido a eso, “hubo un aumento en las nuevas personas que se acercaron al Punto Digital Almafuerte. Anteriormente la mayor parte de la concurrencia era por parte de jóvenes y niños para formación, capacitación y utilización del equipo informático e internet. Desde el comienzo del confinamiento tenemos un promedio de 500 personas asistidas por mes”.

Este crecimiento, destaca Federico, se debe a que “somos un pueblo de 2500 habitantes en el que el Punto Digital Almafuerte es el único lugar público con acceso a Internet”. La relevancia que el Punto Digital tiene para la comunidad se entiende cuando nos cuenta que “en Almafuerte ningún vecino tiene conexión a Internet de banda ancha y solo un pequeño porcentaje cuenta con acceso a datos móviles”.

Aristóbulo del Valle

El municipio de Aristóbulo del Valle, que cuenta con casi 40 mil habitantes, se encuentra en la zona centro de la provincia de Misiones. Allí, Adriana Hesler junto al equipo local de Punto Digital, vienen trabajando intensamente para asistir a la población en el marco de la pandemia. En ese sentido, Adriana nos contó la importancia que tuvo el Punto Digital para las personas beneficiarias del IFE en la comunidad: “con los trámites del IFE trabajamos mucho más que en los meses anteriores”.

En menos de tres meses el Punto Digital entregó turnos y asistió en trámites a casi 7 mil personas, un promedio de 134 personas por día. “Como Coordinadora —nos cuenta Adriana— me siento muy orgullosa de toda la labor realizada. Quiero destacar que en todo esto el equipo de trabajo es un factor importante” y agrega que “en consonancia, el pueblo nos demuestra en más de una ocasión que somos un espacio importante, dado que el programa no solo significa un avance en la inclusión de la tecnología sino también un lugar de inclusión social. Tanto así, que hoy somos un punto de referencia para todos habitantes de Aristóbulo del Valle y alrededores”.

Montecarlo

En Montecarlo, una ciudad misionera ubicada a muy pocos kilómetros del Río Paraná y la frontera con Paraguay, David Yesa, Coordinador del Punto Digital, asesoró a la población en los trámites vinculados al nuevo Ingreso Familiar de Emergencia, en recupero o generación de clave de seguridad social de la ANSES y en la inscripción y guía para el acceso y utilización de la plataforma del SIPTED, una política pública provincial destinada a las personas adultas y adultas mayores terminen los estudios primarios y secundarios. Yesa nos contó que “el inicio de las prestaciones se dieron a través de las redes sociales, teléfonos particulares y WhatsApp hasta el 02 de junio, fecha en la que fui autorizado a regresar a las oficinas; manteniendo las restricciones dadas por el aislamiento social”.

En este tiempo “asistimos a 750 personas que pudieron cobrar por primera vez el IFE, como así también brindamos asistencia en ANSES a 12 familias para que puedan acceder al derecho de asignación por embarazo”.
Además, el Punto Digital de Montecarlo se transformó en un espacio de trabajo para el Concejo Deliberante de la Ciudad, que pudo sesionar para tratar cuestiones referidas a la gestión de la pandemia gracias a la conectividad del Punto. “Somos próximos al Honorable Concejo Deliberante. Actualmente en este contexto de distanciamiento se usa la capacidad instalada y la conectividad para las reuniones de comisiones y sesiones ordinarias y extraordinarias del cuerpo legislativo”, manifestó Yesa.

Por último, el coordinador de Montecarlo valoró que “el contexto de pandemia puso en evidencia que Punto Digital es una política pública que jamás debe ser abandonada o vaciada y que el camino es reforzar el trabajo emprendido hace diez años atrás. En ese camino, creo que gobierno, tecnología, conectividad, alfabetización e inclusión digital son componentes de una misma soberanía. Es más, es necesario potenciar los Puntos Digitales, especialmente los del interior, para que a través nuestro las personas ya conectadas, alfabetizadas e incluidas puedan acceder a carreras terciarias y universitarias estatales y gratuitas, con esta modalidad”.

Capioví

Al igual que en toda la provincia, en Capioví el Punto Digital está cumpliendo un rol destacado. Su coordinadora, Gisell Rodríguez, nos contó que “desde abril atendimos a más de 1.300 personas”. Según analizó, “la Pandemia nos llevó a todos, sin opción, a recurrir a las herramientas digitales. En ese contexto, los Puntos Digitales nos convertimos rápidamente en un espacio de referencia ya que muchas personas, sobre todo de zonas rurales y barrios populares, necesitan de espacios gratuitos de conectividad”. En ese sentido, Gisell remarcó que “esta situación reivindicó a los Puntos Digitales y visibilizó como nunca antes la importancia del trabajo que desarrollamos en la comunidad”.

Wanda, Oberá y El Soberbio

Otros Puntos que trabajaron intensamente en estos meses fueron los de Wanda, Oberá y El Soberbio. En los tres Puntos, al igual que en todo el país, los trámites más solicitados fueron el IFE, permisos para circular, becas Progresar y trámites de ANSES.

Por ejemplo, en Wanda, Lucila Vargas —junto al equipo de trabajo— asistió a más de 4 mil personas que fueron al Punto Digital luego de que se les confirmara un turno previo solicitado por WhatsApp. En muchos casos, este trámite facilitado por el Punto permitió que decenas de personas accedan al cobro del IFE por primera vez.

En Oberá, Yenifer Bar nos contó que “asistimos a más de 1900 personas y respondimos aproximadamente a 3500 consultas” y enfatizó que “la alfabetización digital en este contexto es sumamente importante ya que casi todo tipo de trámite y cursos se realizan digitalmente”.

En El Soberbio, Gabriel Marx y equipo resolvieron más de 3 mil trámites para el Ingreso Familiar de Emergencia, además de turnos en línea para Bancos y otros trámites municipales. “El Punto Digital de El Soberbio es referencia en la localidad y también en la provincia y gracias a toda la tecnología con la que contamos en el Punto Digital se pudieron realizar en un tiempo breve una cantidad muy grande de trámites, que en el caso del IFE, permitió que la gente cobre a tiempo”.