Ante la OCDE y el G20: la OA habló sobre los avances de transparencia en la contratación de obra pública en Argentina


En el marco de la segunda sesión conjunta entre el Grupo de Trabajo Anticorrupción del G20 y el Grupo de Trabajo sobre Soborno en las Transacciones Comerciales Internacionales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción (OA), se refirió a la transformación que realizó Argentina de su sistema federal de compras públicas en los últimos años. El encuentro se desarrolló en el día de hoy en París, Francia.

“Actualmente todas las compras se realizan con un sistema electrónico que garantiza un amplio acceso a la información, la transparencia, el control y la desburocratización. También produce datos estadísticos en tiempo real que cumplen con el Estándar de Datos de Contrataciones Abiertas”, sostuvo.

La titular de la Oficina también destacó que gracias a la Ley de Responsabilidad Penal Empresaria -promulgada recientemente- los oferentes deben declarar si implementan un programa de integridad y responder a un cuestionario sobre cómo lo realizan. “Esto es obligatorio en todos los proyectos de infraestructura a partir de este año. En la actualidad, la mayoría de las empresas constructoras que se vieron afectadas por la causa cuadernos están implementando programas. Este es un avance significativo de la integridad y la lucha contra la corrupción en el sector privado nacional, en vistas ademas de un mejor cumplimiento de la Convención Antisoborno de la OCDE”, agregó.

“Además, en un decreto presidencial se estableció el Pliego Único de Bases y Condiciones Generales para las contrataciones de obras públicas, que incluye una cláusula de integridad y canales de denuncia. La Oficina Anticorrupción publicó los lineamientos para la implementación de los programas de integridad para las empresas y está elaborando otro específico para las PyMEs”.

Alonso también destacó que “en los proyectos de Participación Público-Privada (PPP) complementamos todas las medidas de transparencia con la implementación de un Mecanismo de Reporte de Alto Nivel sugerido por la OCDE y el Instituto de Gobernanza de Basilea”.

“Desde el pasado mes de diciembre se estableció que cualquier empresa de la cual se haya demostrado que pagó sobornos en el extranjero queda automáticamente suspendida para contratar con el gobierno federal argentino”. Agregó que “las nuevas normas se aplican también en las empresas de propiedad estatal, las cuales son grandes contratistas, en concordancia con los Principios de Alto Nivel del G20 sobre integridad y transparencia en empresas de propiedad estatal”.

“Por experiencia, la Argentina puede demostrar que la transparencia y la integridad favorecen la competencia y la reducción de los precios. La coordinación de políticas entre las agencias y el diálogo con el sector privado son fundamentales para avanzar, así como la presión internacional de los pares y, por supuesto, los escándalos de corrupción”, finalizó.

Esta segunda sesión conjunta se organizó con el objetivo de apoyar a los países del G20 en el compromiso de la lucha contra el soborno trasnacional. La histórica primera sesión conjunta se realizó en octubre del año pasado bajo el impulso de la presidencia argentina del G20.