ANDIS y SECTUR distinguieron a los prestadores de turismo de CABA que adhirieron al programa de Directrices de Accesibilidad

La actividad se llevó a cabo en el Jardín Japonés de la Ciudad de Buenos Aires.


El miércoles 04 de diciembre, en el Jardín Japonés, los representantes de la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), de la Secretaría de Turismo de la Nación (SECTUR), de la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (COPIDIS) y del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires (ENTUR), entregaron distinciones en calidad a los prestadores de turismo de la Ciudad de Buenos Aires que adhirieron al “Programa de Directrices de Accesibilidad en Alojamientos y Servicios Turísticos”.

Durante el año pasado los espacios se dedicaron a mejorar y acondicionar áreas públicas, mobiliario, sanitarios, señalética, capacitación del personal, entre otros, con el fin de cumplir con los criterios definidos por las Directrices de Accesibilidad.

Los prestadores reconocidos son el Museo Sívori, el Teatro de la Ribera, el Centro de Atención al Turista de Puerto Madero y Centro Cultural Recoleta. Además, el espacio Ciudad Cultural Konex, el Museo Casa de Yrurtia, el Hotel NH Florida, el Hotel NH Collection Centro, Continental Hotel y el restaurante Las Nazarenas.

Esta distinción tiene validez por dos años y, durante ese tiempo, los prestadores se comprometen a seguir realizando las acciones previstas e ir incorporando nuevas, con el fin de lograr la plena inclusión de las personas con discapacidad.

Además el Complejo Cultural y Ambiental Jardín Japonés, Hotel UTHGRA de las Luces, Icaro Suites Hotel, el Centro de Atención al Turista de Recoleta y el Cruces Hotel Boutique revalidaron su adhesión al programa de Directrices de Accesibilidad.

El programa de Directrices tiene como objetivo principal fomentar la inclusión plena de las personas con discapacidad en los distintos ámbitos turísticos. Para ello se asesora, se guía y se capacita a prestadores de alojamientos y servicios turísticos de distintos puntos del país.

Se desarrolla en etapas que incluyen relevamiento y evaluación de los espacios, asistencia técnica, seguimiento técnico, talleres de capacitación para el personal y evaluación final. Tras la corroboración del cumplimiento de los objetivos se hace entrega de una placa de distinción como espacio accesible.