Análisis de la Brecha de Género en la Administración Pública Nacional presentado por la SGyEP

Durante el último año se registra un moderado crecimiento en la presencia de mujeres en todas las posiciones de dirección, y un avance sustantivo en la reducción de la brecha de género en los cargos de Secretarías y Subsecretarias


La Secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani, presentó el análisis de la Brecha de Género en la Administración Pública Nacional, a partir de los datos a diciembre 2020 que surgen de la Base Integral de Empleo Público y Salarios que elabora Secretaría de Gestión y Empleo Público.

El trabajo registra la evolución en el acceso a altos cargos en la gestión pública a nivel nacional desde 2009 a 2020. Allí se observa que en los puestos no jerárquicos existe paridad entre varones y mujeres entre el personal civil de la APN; no obstante, a medida que se asciende a posiciones de mayor jerarquía comienza a actuar el “techo de cristal”, barrera invisible que obstaculiza el ascenso de las mujeres a posiciones directivas, con mayor responsabilidad y remuneración.

Durante el período 2019- 2020, la brecha de género entre Secretarios y Secretarias, Subsecretarios y Subsecretarias se redujo en poco más del 15 % - 20,6 a 36% de presencia de mujeres entre Secretarios y Secretarias y para la categoría de Subsecretarios y Subsecretarias pasó de casi 23 % a 39% - En lo que respecta a Asesores y Jefes y Jefas de Asesores, la brecha se redujo en un 13 por ciento; en 2019 el 20% de ellas eran mujeres y para 2020 su presencia llega al 33 %.

“La brecha de género como construcción analítica permite visibilizar las dificultades de las mujeres para acceder a cargos de gestión, y responde a múltiples factores asociados a la masculinización de los roles de conducción”, afirmó la Secretaria.

En la APN la brecha de género comienza a manifestarse tempranamente -Dirección Simple- y con mayor intensidad en la Alta Dirección Pública y en los cargos que corresponden a Autoridades Superiores. Sin embargo, a partir de los datos a diciembre 2020 y desagregando las categorías que integran cada uno de estos agrupamientos, se advierte un moderado incremento en la presencia de mujeres en los cargos directivos y de coordinación y una sustantiva reducción en la brecha de género entre las Autoridades Superiores.

“Hay una marcada tendencia a incorporar mujeres en los equipos de conducción y de asesores de gabinete; sin embargo, persisten discrepancias en las brechas de género por tipo de cargo, siendo mucho más amplia en los cargos más altos”, explicó Castellani. “Reducir la brecha de género no es solo incluir más mujeres en los puestos de conducción; es necesario transformar los atributos del rol de conducción e introducir nuevas formas de gestionar el poder más horizontales, que impliquen cambios para mujeres, varones y el conjunto de la sociedad”.

La Secretaría de Gestión y Empleo Público realiza el seguimiento anual de la brecha vertical de género a partir de los datos de marzo, septiembre y diciembre desde 2009, en el universo de personal civil del sector público nacional, y no incluye empresas públicas o de mayoría accionaria estatal.


Descargas

Informe sobre brecha de género en la APN (2.1 MB)

    Descargar archivo