Ambiente y Parques Nacionales, en el III Congreso de Áreas Protegidas de Latinoamérica y El Caribe

Se presentaron dos informes sobre los avances y desafíos de la última década. También se fortaleció el trabajo conjunto con Chile y Uruguay en torno a las áreas marinas protegidas.


La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, a través de la Administración de Parques Nacionales, participó del III Congreso de Áreas Protegidas de Latinoamérica y El Caribe, que tuvo lugar en la ciudad de Lima, Perú, entre el 14 y el 17 de octubre, bajo la consigna Soluciones para el Bienestar y el Desarrollo Sostenible.

En el marco de este encuentro, se llevaron a cabo la presentación de dos informes. En conjunto con la Secretaría de Ambiente que lidera Sergio Bergman, representantes de la APN expusieron el informe nacional “Ambiente y Áreas Protegidas de la Argentina 2008-2018”, el cual da cuenta del incremento de la superficie protegida especialmente durante los últimos cuatro años. A su vez, se destacan los importantes avances en materia de áreas marinas protegidas, con la creación del Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas y la protección de más del 7 % de los ecosistemas marinos nacionales.

Por su parte, Parques Nacionales elaboró junto a la Fundación Vida Silvestre el informe “De Bariloche a Lima: Percepciones sobre los avances y desafíos de las áreas protegidas de Latinoamérica y el Caribe entre 2008-2018. Hacia un nuevo acuerdo global por la naturaleza”, orientado a analizar los avances, desafíos y factores claves en la gestión y creación de áreas protegidas en la región durante este período.

Además, representantes de los gobiernos de Argentina, Chile y Uruguay y de la sociedad civil firmaron una carta de intención para seguir trabajando de manera integrada en el fortalecimiento de capacidades de los responsables del manejo de las áreas marinas protegidas (AMP). La declaración apuesta a la continuidad del trabajo en red y el enfoque regional propuestos en el marco de la Escuela para la Gestión de AMP del Cono Sur, y propone la proyección de esta visión para América Latina.

Esta tercera edición del Congreso reunió a autoridades gubernamentales, organismos multilaterales, líderes de comunidades locales, tradicionales y de pueblos indígenas, guardaparques, especialistas técnicos y representantes del sector privado.

La delegación de la APN estuvo encabezada por su vicepresidente, Emiliano Ezcurra, y la directora nacional de Conservación, Paula Cichero, quienes participaron de distintos paneles en torno a la conservación de áreas protegidas en tierra y mar.

El evento fue organizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a través de su Comisión Mundial de Áreas Protegidas, el Ministerio del Ambiente y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) del Perú, la Red Latinoamericana de Cooperación Técnica en Parques Nacionales, otras Áreas Protegidas, Flora y Fauna Silvestres (REDPARQUES) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

El informe nacional 2008-2018

El informe nacional presentado en el III Congreso de Lima da cuenta de un incremento de la superficie de áreas protegidas, particularmente en los últimos 4 años, donde el Sistema de Parques Nacionales incorporó 7 nuevas áreas, duplicando su superficie. En particular, se destacan los importantes avances realizados en materia de áreas marinas protegidas, donde la sanción de la Ley n.° 27037 que creó el sistema nacional de áreas marinas protegidas, y la creación de Namuncurá-Banco Burdwood, Banco Burdwood II y Yaganes, permitió a la Argentina superar la meta fijada al 2020, alcanzando más de un 7 % de nuestros ecosistemas marinos. Asimismo, la superficie terrestre protegida por la APN aumentó en un 16 %, pasando de 3.687.183 ha en 2007 a 4.295.411 ha en 2018.

El documento también destaca la articulación federal en materia de coordinación de políticas entre la Nación y las provincias, con la refuncionalización del Sistema Federal de Áreas Protegidas (SIFAP) y resalta la implementación de la Ley n.° 26331 de protección de los bosques nativos, que agrega una superficie importante del territorio bajo un sistema de ordenamiento territorial, con cerca del 20% de los bosques nativos en categoría I, de protección.

La participación de las reservas privadas en el conjunto de las áreas protegidas del país es significativa, con una superficie estimada en unas 291.878 ha. Son iniciativas voluntarias de conservación y uso sustentable de la biodiversidad y el patrimonio cultural mediante la creación y el manejo efectivo de reservas naturales y otros mecanismos legales de conservación en tierras de propiedad de la sociedad civil que generan beneficios ambientales, económicos y sociales para las generaciones presentes y futuras.

El informe completo puede descargarse ingresando en el siguiente link: https://www.argentina.gob.ar/ambiente/tierra/protegida