Ambiente promueve la reforestación del bosque nativo en Encalilla

Se trata de un lugar clave para la cultura e historia de la Comunidad Indígena de Amaicha del Valle de Tucumán.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que encabeza Juan Cabandié, en el marco de la tercera convocatoria del proyecto MST NOA Cuyo, celebró una carta acuerdo con la comunidad Amaicha del Valle de la provincia de Tucumán. Este proyecto es cofinanciado por la Cooperativa Nueva Esperanza y gracias a la organización de sus trabajadoras y trabajadores ya comenzaron las actividades de restauración.

El proyecto “Reforestación del bosque nativo en Encalilla” tiene por objetivo recuperar las áreas degradadas con sistema de riego por goteo. Asimismo, las actividades a realizarse permitirán reducir el riesgo de incendios forestales, proteger la renovación natural de la presión por herbivoría de animales domésticos, reforestar los parches de zonas degradadas, promover el turismo sustentable con fines científicos, observar la flora y la fauna con guías locales y desarrollar infraestructura para el establecimiento de una sede.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través de la tercera convocatoria del proyecto MST NOA Cuyo que lleva adelanta la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales, realizó con dichos fines un aporte de $ 2.400.700.

En los últimos días, trabajadores y trabajadoras comenzaron las tareas en una vivienda abandonada, donde funcionará la sede del emprendimiento la recuperación de un pozo calzado como fuente de abastecimiento de agua y la instalación de panel solar para bombeo del agua que se suministrará al sistema de riego. En estas tareas están involucradas ocho trabajadoras y trabajadores de la Cooperativa Nueva Esperanza, dos técnicos ambientales de la Red Educativa, una organización local y técnicos del Ministerio de Producción de Tucumán.

El bosque de algarrobos de Encalilla de la comunidad indígena de Amaicha del Valle, resguarda una parte importante del remanente del bosque original y es también un lugar clave en la cultura e historia de la comunidad, ya que allí se firmó la Cédula Real por la cual se restituyeron las tierras a sus antiguos dueños. Además, cumple un rol estratégico en la regulación de los bienes y servicios ambientales, estratégicos en ecosistemas de tierras secas.