Ambiente participó en un encuentro sobre experiencias de implementación de consumo y producción sostenibles

El taller virtual contó con la participación de autoridades ambientales de América Latina y el Caribe.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través de la Secretaría de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, participó hoy de un intercambio de experiencias nacionales con países de América Latina y el Caribe para la implementación de la agenda de consumo y producción sostenibles (CPS). El encuentro, realizado de manera virtual, fue organizado por la Oficina Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y convocó a autoridades de la cartera ambiental de Costa Rica, Colombia y República Dominicana.

La apertura estuvo a cargo del secretario de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Rodrigo Rodríguez Tornquist, quien mencionó el desafío que tiene Argentina como país que preside el Comité Directivo del Marco Decenal de Consumo y Producción Sostenible (10YFP). En esa sintonía, señaló: “Tenemos que repensar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 —producción y consumo responsables—, que es un objetivo transversal al resto de los ODS, y es muy importante en esta necesaria transformación cultural que estamos viviendo. En este sentido, siempre estamos dispuestos a recibir ideas y sugerencias sobre cómo impulsar esta agenda a nivel regional, como así también, a nivel global”.

El secretario destacó asimismo el trabajo que se realiza con el apoyo técnico del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Fundación Green Cross: “Estamos impulsando la Estrategia de Consumo y Producción Sostenibles y, en este sentido, es cada vez más necesario articular con los diversos actores involucrados para construir una visión común y definir las líneas de acción. La naturaleza es una sola y no reconoce ni los cortes metodológicos, ni las fronteras políticas, es tiempo de empezar a debatir en América Latina las agendas de los bienes naturales y de eficiencia de los recursos, integrándolas dentro de la discusión sobre el Objetivo de Desarrollo Sostenible de producción y consumo responsables”.

El objetivo del encuentro fue consolidar un espacio donde actores nacionales tuvieran la oportunidad de conocer cómo el proceso de elaboración de una estrategia nacional de consumo y producción sostenibles se inserta dentro de la agenda global y regional de CPS, así como también se buscó conocer experiencias de otros países sobre la implementación de esta agenda.

Al finalizar, se anunció la conformación de la Mesa Redonda Nacional de Consumo y Producción Sostenibles que se llevará a cabo durante el mes de octubre y se invitó a los asistentes a la primera reunión del Comité Interministerial de Consumo y Producción Sostenibles que tendrá lugar a finales del mes de septiembre.

En el evento también estuvieron presentes: Lila Ihnatenko, directora de Innovación y Desarrollo Sostenible del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina; Shirley Soto, directora de Gestión de Calidad Ambiental del Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica; Alex Saer, director de Asuntos Ambientales Sectoriales y Urbanos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia; Olga Rosario Abreu, directora de Producción y Consumo Sostenible del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana; y Adriana Zacarías Farah, coordinadora Regional Eficiencia de Recursos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), quien moderó el encuentro.

La agenda de consumo y producción sostenibles

Los patrones insostenibles de consumo y producción están ejerciendo una gran presión sobre los ecosistemas, la biodiversidad y la capacidad de resiliencia humana. Se estima que el 90 % de la pérdida de biodiversidad y el estrés hídrico están asociados a la extracción de recursos naturales. Por esta razón, es necesaria una transformación hacia modelos de consumo y producción sostenibles que garanticen un manejo eficiente de los recursos naturales al tiempo que promueven un desarrollo inclusivo y sostenible.

En el marco de la elaboración de una estrategia nacional de consumo y producción sostenibles, Argentina propone un compromiso con el cambio hacia patrones sostenibles de consumo y producción como un requisito de supervivencia global con una orientación basada en la evidencia científica, de fuerte transversalidad, hacia una transición justa y en articulación con todas las partes interesadas y relevantes del proceso: los sectores privado, laboral, científico-tecnológico, académico y la sociedad civil.