Ambiente organizó un encuentro virtual sobre lucha contra la degradación de tierras

Se realizó en sintonía con las acciones nacionales por el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía.


Enmarcada en el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que lidera Juan Cabandié, organizó una mesa redonda virtual, transmitida por YouTube, en la cual autoridades y expertos analizaron y debatieron sobre las principales acciones nacionales llevadas adelante contra la desertificación en el país. La iniciativa fue liderada por la secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales de la cartera ambiental nacional, Alejandra Moreyra.

A lo largo del encuentro se abordaron políticas públicas, iniciativas y acciones a nivel nacional para prevenir y mitigar los efectos de la desertificación, degradación de tierras y la sequía. “Nuestro país tiene unas 60 millones de hectáreas y 70 % de su territorio sufre algún tipo de degradación”, afirmó Moreyra, y agregó: “Es un momento importante para plantear el esfuerzo que le estamos imprimiendo a la temática, redoblar las apuestas en las líneas de trabajo y hacerlo articuladamente con las poblaciones, instituciones de ciencia y técnica y las diversas jurisdicciones de gobierno”.

El Plan de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación, Degradación de Tierras y Mitigación de Sequías (PAN), que lleva adelante el Ministerio de Ambiente nacional, fue una de las acciones destacadas. Entre sus objetivos fundamentales se encuentran prevenir y mitigar la degradación de tierras y sequías; preservar los servicios ecosistémicos y mejorar las condiciones de vida de las poblaciones afectadas por estos fenómenos. Se analizó su despliegue y evolución, desde su elaboración primaria hacia 1995, su aprobación en 2002 y su actualización hacia 2016, en cumplimiento con el nuevo marco estratégico de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, para arribar a 2030 procurando la neutralidad de degradación de tierras.

A su vez, se detalló la importancia del Observatorio Nacional de Degradación de Tierras y Desertificación, dado que Argentina es uno de los pocos países del mundo que cuenta con un sistema con su grado de desarrollo. El mismo es una red de organizaciones científico-técnicas y políticas, que además de aportar información, estadísticas y conocimiento sobre la temática, también elabora propuestas de medidas de prevención y mitigación de la desertificación, que son utilizadas por tomadores de decisiones y para el diseño de políticas públicas.

Por otro lado, en la jornada se abordó la realización del Primer Congreso Argentino de Desertificación, el que reunirá autoridades y expertos de la ciencia y la técnica, nacionales e internacionales, para analizar y debatir ponencias en torno a la problemática. Se buscará darle una fuerte impronta de participación social comunitaria, dado que son las poblaciones, las personas, quienes deben ser el eje de las medidas a evaluar y llevar adelante.

Asimismo, como ejemplo concreto de articulación entre políticas públicas y comunidades, se explicitaron los planes y proyectos desplegados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación en la comunidad de Amaicha del Valle. En ese sentido, se resaltó que el éxito de las políticas públicas en materia de lucha contra la desertificación y degradación de tierras depende mayoritariamente de su implementación de forma conjunta con los habitantes locales, conjugando la ciencia con los saberes y conocimientos ancestrales originarios.

Cada 17 de junio se conmemora la aprobación de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, dedicando la fecha a concientizar a las sociedades sobre las acciones desplegadas por los Estados para combatir dichas problemáticas. Para 2020, el lema dispuesto por la ONU es “Alimentos. Forrajes. Fibras. Producción y consumo sostenibles”, enlazando la desertificación y degradación de tierras con una de sus principales causas: la producción y consumo incesantes a nivel global.

De la mesa redonda virtual, organizada por Abelardo Llosa, director nacional de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio del Ministerio de Ambiente nacional, participaron también: Laura Corso, integrante de dicha Dirección Nacional y representante del Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación, Degradación de Tierras y Sequías; José Luis Riedel, director del Centro Regional Catamarca-La Rioja del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Elena Abraham, directora del Centro Científico Tecnológico CONICET Mendoza y referente científica del Observatorio de Degradación de Tierras y Desertificación; y Eduardo Nieva, cacique de la comunidad indígena de Amaicha del Valle.