Ambiente impulsa la construcción de una sala de elaboración de dulces en Tucumán

Permitirá el aprovechamiento de productos forestales no madereros nativos.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, liderado por Juan Cabandié, impulsa la construcción de una sala para la producción de dulces artesanales que permitirá el uso de productos forestales no madereros nativos, como algarrobo y chañar y frutales como nueces, manzana, membrillo, durazno y ciruela. El emprendimiento comenzó a erigirse en el Centro Demostrativo Encalilla de la provincia de Tucumán y será gestionado de manera conjunta por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Secretaría de Estado de Desarrollo Productivo del Ministerio de Producción de Tucumán.

La iniciativa forma parte de las prácticas de manejo sostenible de tierras secas, que la cartera nacional de Ambiente realiza en ocho provincias de Cuyo y el Noroeste argentino y tiene el objetivo de mejorar e incorporar tecnología y conocimientos apropiados que puedan convertirse en apropiables para productoras y productores locales. El enfoque de género y la participación de los pueblos originarios son políticas transversales a estas prácticas.

La Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales, a través de la Dirección Nacional de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio, financia el Proyecto Manejo Sustentable de Tierras en Zonas Secas del NOA y Cuyo, dentro del cual se desarrolla el emprendimiento, que consiste en la construcción y montaje de una sala de elaboración artesanal de alimentos como mermelada, dulces, jaleas. Además, contará con la participación de mujeres y varones de Amaicha, Encalilla, Los Zazos, El Tiu, Quilmes, Colalao del Valle y El Pichao y beneficiará anualmente a más de 100 productoras y productores. También participa la comunidad indígena de Amaicha del Valle.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible nacional realizó un aporte económico de $ 1.800.000, en tanto la comunidad aporta mano de obra local. Por su parte, la Secretaría de Estado de Desarrollo Productivo del Ministerio de Producción de Tucumán y el Centro Regional INTA Tucumán-Santiago del Estero cofinancian y brindan asistencia técnica, tanto en el montaje como en la gestión. Los fondos serán utilizados en la construcción de la sala, mediante el uso de materiales locales para mantener la identidad cultural, la dotación e instalación de agua y energía, la construcción de una cocina ahorradora de leña para difundir el uso y equipada con brixómetro gastronómico, peachímetro digital, termómetro, pulpadora, paila mecánica, pasteurizadora, heladera, freezer, bandejas aplicables y utensilios varios.

Asimismo, se redactará e implementará un manual de buenas prácticas y procesos operativos estandarizados, capacitaciones en calidad e inocuidad de alimentos y el desarrollo de nuevos productos.

Cabe recordar que las tierras secas proporcionan bienes y servicios ambientales que permiten dotar de recursos esenciales como agua y alimentos a las poblaciones locales, al tiempo de generar trabajo e ingresos, contribuyendo a la calidad de vida de los habitantes. Los productos forestales no madereros son frutos, semillas, hojas, cortezas y fibras vegetales que constituyen una fuente de materia prima para la elaboración de alimentos, tintes naturales, artesanías, a menudo desarrollada por la población local y que preserva o rescata los conocimientos y saberes ancestrales.