Ambiente fiscalizó comercios y operadores de residuos peligrosos

El cuerpo de inspectores de Control Ambiental continúa garantizando los precios máximos y el correcto tratamiento de desechos patogénicos.


A partir de la disposiciones del Gobierno nacional en el marco de la emergencia en materia sanitaria derivada del COVID-19, los fabricantes, distribuidores y comercializadoras de productos de la canasta básica de alimentos, bebidas, higiene personal y limpieza tienen que retrotraer los precios al 6 de marzo pasado. En ese contexto, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible continúa fiscalizando la medida a través del cuerpo de inspectores, los que en la jornada de hoy relevaron carnicerías, comercios de proximidad y supermercados en Lanús Este, Gerli y Monte Chingolo.

Además, dado que ante la pandemia por coronavirus el sistema médico demanda mayor cantidad de insumos que luego de su descarte configuran residuos patológicos, el cuerpo de Control Ambiental de la cartera que conduce Cabandié inspeccionó dos establecimientos de operadores que tratan este tipo de residuos peligrosos, uno en Lanús y el otro en Tigre.