Presidencia de la Nación

Ambiente envió medios aéreos para combatir los incendios en Río Negro y Neuquén

A través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, la cartera ambiental despliega recursos en la Patagonia.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que conduce Juan Cabandié, envió medios aéreos para combatir los focos ígneos activos en el norte de la región patagónica. Se trata de dos aviones hidrantes y un helicóptero destinados a los focos en Río Negro y dos helicópteros a la provincia de Neuquén.

El secretario de Control y Monitoreo Ambiental de la cartera, Sergio Federovisky, expresó que se registra “una temporada compleja” y que “existe una gran cantidad de material orgánico sobre el suelo que puede funcionar como combustible”. “Este es el segundo año consecutivo de una sequía pronunciada”, dijo el funcionario en relación a las condiciones meteorológicas que hacen prever una mayor peligrosidad de incendios forestales.

Ante esta situación, Federovisky señaló que “desde el Servicio Nacional de Manejo del Fuego se resolvió ubicar a lo largo de la Patagonia la mayor cantidad de medios aéreos que se hayan dispuesto preventivamente en los últimos 10 años”. “En San Martín de los Andes, en San Carlos de Bariloche y en Esquel hay aeronaves, aviones observadores e hidrantes, helicópteros para el traslado de personal y otros con helibaldes para cubrir toda la región, desde Neuquén hasta Tierra del Fuego” detalló, al tiempo que agregó que la estrategia responde a poder asistir con celeridad mediante el uso de una aeronave ante la detección del inicio de un foco ígneo.

“Junto con los medios aéreos —continuó Federovisky— se ha dispuesto una cantidad de brigadistas que están a disposición para ser convocados, tanto del Servicio Nacional como de Parques Nacionales, las provincias y otras fuerzas federales que también se van a incorporar a las tareas de combate, en la medida que sean requeridos por las provincias. Esto responde a la decisión de dar ataque inmediato a los focos y brindar apoyo con los medios aéreos, porque entendemos que de la combinación del trabajo en tierra con las aeronaves se obtiene el resultado deseado”.

Además, el Ministerio de Ambiente puso a licitación la instalación de torres con cámaras de detección de humo y calor y drones para la detección temprana de incendios para toda la Patagonia, que se instalarán en 2022 a fin de complementar el despliegue de medios aéreos y brigadistas.

Las acciones que lleva adelante la cartera ambiental nacional forman parte de una política de prevención y combate de incendios forestales en todo el país, para la que se ha profundizado el financiamiento. A partir de la creación de un fideicomiso con alícuota del tres por mil de pólizas de seguro, se incrementó el financiamiento del Servicio Nacional de Manejo del Fuego en $ 2.640 millones. Dicha suma se añade al presupuesto 2021 que contempla para el área $ 418 millones, por lo que la inversión total asciende a más de $ 3.000 millones. De esta manera, el presupuesto disponible para el año en curso es siete veces mayor que lo ejecutado el año pasado.

Para acceder al parte diario de incendios, cliquear acá

Scroll hacia arriba