Ambiente dio inicio al proyecto de ordenamiento ambiental del territorio

Apunta a la conservación de la biodiversidad y el manejo sostenible de tierras.


El secretario de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, encabezó la presentación del Proyecto ARG/19/G24 “Incorporación de la conservación de la biodiversidad y el manejo sostenible de las tierras (MST) en la planificación del desarrollo: operacionalizar el Ordenamiento Ambiental del Territorio (OAT) en la Argentina”.

La reunión del comité de aprobación de proyecto, que tuvo como objetivo comenzar los procesos de firma para iniciar la etapa de ejecución, contó con la presencia de Patricia Holzman, titular de la Unidad de Coordinación General de la Secretaría de Ambiente; Diego Moreno, secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales; Dolores Duverges, directora nacional de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio; María Inés Zigarán, ministra de Ambiente de la provincia de Jujuy; Humberto Mingorance, secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza; Silvana Rufail, Directora de Proyectos de Implementación Nacional y Alejandro Puglisi, asesor técnico del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Además participaron Valentín González, representante residente adjunto y María Eugenia Di Paola, coordinadora de Ambiente y Desarrollo Sostenible del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Argentina; Jorge Tezón, gerente de Desarrollo Científico y Tecnológico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas; Jimena Psathakis, presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas; Héctor Espina, director nacional del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; entre otros representantes de dichas instituciones.

Ordenamiento ambiental del territorio

El objetivo principal del proyecto consiste en generar múltiples beneficios para la biodiversidad y luchar contra la degradación de la tierra mediante el desarrollo de un sistema de políticas, mecanismos de gobernanza e instrumentos técnicos, económicos y financieros para el ordenamiento ambiental del territorio, a fin de integrar la evaluación ambiental y socioeconómica de bienes y servicios ecosistémicos en la toma de decisiones en los diferentes sectores y niveles de gobierno.

La iniciativa reducirá la pérdida de biodiversidad y de degradación de tierras mediante la incorporación de los enfoques de conservación y manejo sostenible de las tierras en las prácticas de producción de los principales sectores afectados a los procesos de los sectores agropecuario, minería, expansión de la infraestructura en áreas periurbanas y turismo, a través de la toma de decisiones, la planificación y la asignación de recursos del sector financiero, en distintos niveles gubernamentales.

El proceso de implementación comenzará en las siguientes provincias piloto: Buenos Aires (Delta del Paraná, Talares del Este y sudoeste bonaerense); Mendoza (Valle de Uco, Piedemonte andino del Área Metropolitana de Mendoza, Cinturón Verde y Malargüe); y Jujuy (Susques y El Hornocal) y se proyecta la mejora de los medios de subsistencia alcanzando a 11.665 beneficiarios directos mediante la gestión de recursos naturales. También alcanzar 5.079.260 hectáreas donde el ordenamiento ambiental del territorio se ha acordado e implementado y 128.370 ha de tierras restauradas en ecorregiones, mediante sistemas de silvopastoreo, cortina forestal, siembra directa y rotación de cultivos, entre otros.

El proyecto, a desarrollarse durante seis años, es implementado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación junto al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, que aportará una donación de USD 8.995.434. Cuenta además con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación y con la participación de INTA, CONICET, INAI e instituciones provinciales de Buenos Aires, Mendoza y Jujuy.