Presidencia de la Nación

Ambiente celebró la primera junta del proyecto “Pagos Basados en Resultados de REDD+”

La misma marca el inicio de la implementación del proyecto en el país y cuenta con una donación de 82 millones de dólares que serán destinados al manejo y conservación de los bosques nativos de todo el país.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que conduce Juan Cabandié, realizó la primera junta del proyecto “Pagos Basados en Resultados de REDD+”, otorgado por el Fondo Verde para el Clima (FVC), donde se presentó y aprobó el plan operativo anual para 2022. El mismo fue elaborado por la cartera ambiental y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés).

La apertura estuvo a cargo de la jefa de Gabinete de la cartera de Ambiente de la Nación, Soledad Cantero, quien mencionó: “Para nosotros llegar a este punto es clave porque se va a comenzar a ejecutar el proyecto de pago por resultados, una donación de 82 millones de dólares. Es importante que todos puedan acompañarnos para lograr una buena implementación del mismo. Este es un proyecto que tiene llegada a todo el país”.

Además, Cantero explicó que “el 70 % de los fondos van a llegar al territorio, a través de los ejes de implementación propuestos para cada una de las provincias y con una impronta inclusiva y con equidad de género”, y agregó: “Sobre todo, fortaleciendo las comunidades que habitan nuestros bosques nativos”.

“Esta planificación se ha realizado bajo una modalidad participativa con todos los actores involucrados a nivel federal”. El objetivo fundamental de este proyecto es cuidar los bosques de nuestro país”, finalizó la funcionaria.

A su turno, el representante ad interim de FAO Argentina, Tito Diaz Muñoz, expresó: “La dimensión de este proyecto es muy importante porque estamos hablando de más siete mil familias que se beneficiarán directamente, mujeres rurales y pueblos originarios que viven y dependen de los bosques, el desarrollo de siete cuencas forestales sostenibles, 95 planes integrales de manejo comunitario y 92 planes integrales de manejo de bosques y ganadería, a lo que se suma la prevención de incendios, por mencionar algunas cuestiones”.

“Estamos seguros de que los resultados esperados del proyecto contribuirán a la recuperación social y económica del país después de esta pandemia, y además posicionarán mucho más a la Argentina como productora de alimentos para el mundo, país que cuenta con una de las agendas ambientales más sólidas para dar respuesta a los compromisos del Acuerdo de París”, sumó el representante.

Luego, el director nacional de Bosques de esta cartera, Martín Mónaco, expresó: “El diseño de este proyecto estuvo pensado sobre una construcción que viene desde hace ya varios años en el COFEMA. A través de los lineamientos técnicos estratégicos, cada línea de acción está pensada según la región y siempre vinculada al objetivo central, que es que el país reduzca sus emisiones por deforestación y degradación”.

Mónaco también mencionó: “Hay un componente nacional, con mirada federal y territorial, integral y con perspectiva de género. Además, hay una mirada que hace foco hasta en el punto final que es la comercialización ya que el proyecto entiende que cada eslabón de la cadena productiva influye sobre los bosques nativos”. También agregó que por eso “es necesario tener en cuenta cada una de las partes a la hora de tener un proyecto que busque cuidar los bosques nativos, mantener los servicios ecosistémicos y así garantizar una buena calidad de vida a todos y todas los que los habitan”.

El proyecto mencionado es ejecutado en conjunto entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y FAO. Su objetivo es contribuir a que el país avance en la implementación del Plan de Acción Nacional de Bosques y Cambio Climático y su estrategia nacional REDD+, para alcanzar las metas del Acuerdo de París hacia el desarrollo sostenible del país, de las comunidades locales, de las mujeres rurales y de los pueblos originarios que viven y dependen de los bosques. A través del proyecto se pondrán bajo manejo sostenible 4.5 millones de hectáreas de bosques nativos, lo que representa un 8,5 % del área total de bosques del país.

Vale recordar que el proyecto está vinculado a la reducción de emisiones provenientes de la deforestación y degradación forestal (REDD+) y el financiamiento proviene de un pago de resultados otorgado por el Fondo Verde para el Clima, por la reducción de emisiones por deforestación que Argentina logró acreditar ante la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático en su tercer Informe Bienal de Actualización de Gases de Efecto Invernadero, que analiza el periodo 2014 a 2016. Dicho fondo involucra un total de 82 millones de dólares para el país, el cual orienta sus inversiones a planes de manejo de bosques bajo las modalidades de manejo sostenible de cuencas forestales, planes integrales comunitarios, manejo de bosques con ganadería integrada y prevención de incendios, además de un programa de apoyo a mujeres de los bosques nativos. De esta manera, se buscará fortalecer la ejecución de la ley de bosques, para lograr un desarrollo rural sostenible, libre de deforestación, continuar con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y dinamizar la captura de los mismos por parte de los bosques nativos argentinos.

También participaron de la reunión el secretario de Ambiente de la Rioja y presidente del COFEMA, Santiago Azulay; el presidente de la Administración de Parques Nacionales, Lautaro Erratchú; el director general de Proyectos con Financiamiento Externo y Cooperación Internacional de la cartera ambiental, Martín Illescas; el coordinador del Programa Nacional de Protección de Bosques Nativos, Ariel Medina; el consultor regional de FAO, Francisco Yofre; y la oficial a cargo del equipo REDD+ en FAO Roma, Serena Fortuna.

Scroll hacia arriba