Ambiente apoya la restauración de áreas incendiadas del Cerro Otto

Se plantaron 7.500 plantines de lenga, ciprés de la cordillera, coihue, maitén y ñire.


En el marco de ForestAr 2030, la plataforma de forestación creada para consolidar al país como una potencia forestal sustentable, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable liderada por Sergio Bergman, participó en el día de hoy del lanzamiento del proyecto “Restauración de áreas incendiadas en la ladera sur del Cerro Otto”, que integra el Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos.
El acto se realizó en el centro de esquí Piedras Blancas del Cerro Otto, en Bariloche y fue encabezado por el director nacional de Bosques, Juan Pedro Cano, junto a la secretaria de Ambiente de Río Negro, Beatriz Marqués; el subsecretario de Bosques de Río Negro, Marcelo Perdomo; y autoridades provinciales y locales.
El proyecto “Restauración de áreas incendiadas en la ladera sur del Cerro Otto”, tiene por objetivo restaurar las zonas afectadas por los incendios en las laderas del Cerro Otto, mejorar la inestabilidad de pendientes provocadas por las avalanchas de nieve, los deslizamientos y caídas de rocas, debido a que la erosión hídrica sobre las laderas y las inundaciones constituyen los principales factores de peligrosidad.
“Celebramos que toda la diversidad de actores locales, INTA, el municipio y el programa Hacemos Futuro del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, hayan realizado un trabajo mancomunado para la ejecución de este proyecto seleccionado en el marco del Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos y del ForestAr 2030”, afirmó Juan Pedro Cano, director nacional de Bosques. Además agregó: “En la actualidad existen más de 5.000 ha bajo restauración con fines ambientales y de producción sustentable en el marco del Plan Nacional de Restauración”.
Cabe señalar que, para el mencionado proyecto, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable prevé una inversión de $1.178.350, a través del Programa Nacional de Protección de Bosques Nativos.
Durante la jornada se plantaron 7.500 plantines de lenga, ciprés de la cordillera, coihue, maitén y ñire, con el objetivo de contribuir a la recuperación del valor paisajístico y recreativo del área y potenciar otros servicios ecosistémicos como la conservación de la biodiversidad, ampliando el área de hábitat para especies de fauna y flora asociada al bosque.