Ambiente adjudicó obras y bienes que beneficiarán a familias indígenas y campesinas

Las iniciativas están destinadas a comunidades que habitan zonas de bosques nativos de las provincias de Chaco, Salta y Santiago del Estero.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, a cargo de Juan Cabandié, finalizó esta semana cuatro procesos de adjudicación de bienes y obras para siete perforaciones de abastecimiento de agua con sistemas de bombeo, alimentados por energía solar; 17 techos de recolección de agua de lluvia; 609 cocinas a leña eficientes; y 60 hornos metálicos para fabricación de carbón vegetal. Lo mencionado tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de comunidades indígenas y campesinas que habitan zonas de bosques nativos de las provincias de Chaco, Salta y Santiago del Estero.

Las iniciativas mencionadas fueron lanzadas en los meses de junio y julio del corriente y concursaron a través de sus correspondientes solicitudes de ofertas de obras y bienes. Asimismo, se ejecutaron en el marco del Proyecto Bosques Nativos y Comunidad, que implementa la Dirección Nacional de Bosques —con financiamiento del Banco Interamericano de Reconstrucción y Fomento (BIRF)—, dependiente de la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales, de la cartera ambiental Nacional.

La obra de mayor envergadura, en la que se realizarán siete perforaciones para el abastecimiento de agua con sistemas de bombeo, alimentados por energía solar, será emplazada en la zona rural del municipio de Santa Victoria Este, del departamento de Rivadavia, provincia de Salta. Beneficiará a unas 500 familias indígenas que habitan los parajes de La Puntana, Puntana Nueva, Tres Pozos, Puntana Grande, Monte Carmelo, El Bordo y La Curvita. Las construcciones incluyen el almacenamiento y tratamiento de clorado para consumo humano, pero también contribuirán al uso del agua con fines productivos.

Por otro lado, se adjudicó la materialización de 17 tinglados de 160 m2 destinados a la captación y el almacenamiento de 40 mil litros de agua de lluvia para consumo, que alcanzará a más de 400 familias. Cinco de estas obras serán realizadas en Salta, siete en Chaco y cinco en Santiago del Estero.

Las 609 cocinas a leña mejoradas, que buscan disminuir el consumo de combustible y evitar la propagación de humo en interiores, fueron desarrolladas a través de la colaboración entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Dirección Nacional de Bosques y las familias beneficiarias. Dichos elementos serán destinados a las tres provincias mencionadas anteriormente.

Por último, grupos productores de Santiago del Estero y Chaco recibirán 60 hornos metálicos transportables, que por su diseño, permiten mejorar las condiciones de trabajo de sus operarios y los niveles de producción y rentabilidad, como así también su traslado hacia zonas de aprovechamiento, habilitando la conversión de residuos forestales en un producto de venta y colaborando en la descarga de material combustible a los bosques nativos.