Aguad presidió el homenaje a los Veteranos de Guerra y Caídos en la Guerra de Malvinas


El ministro de Defensa, Oscar Aguad, presidió la ceremonia en homenaje a los Veteranos de Guerra y Caídos en la Guerra de Malvinas en el Cenotafio de Malvinas, en Plaza San Martín.

Junto al jefe de la cartera castrense estuvieron el presidente Provisional del Senado de la Nación, Federico Pinedo; el jefe del Estado Mayor Conjunto (EMCO) de las Fuerzas Armadas, teniente general VGM Bari del Valle Sosa; el jefe del Ejército, general de brigada Claudio Pascualini; el de la Fuerza Aérea, brigadier General VGM Enrique Amrein, y el de la Armada (interino), vicealmirante José Luis Villán.

Ante la presencia de representantes de los ministerios de Defensa, de Seguridad y de Relaciones Exteriores, centros y asociaciones de Veteranos de Guerra, familiares de caídos y público en general, la banda militar Tambor de Tacuarí, del Regimiento de Infantería 1 Patricios, entonó las estrofas del Himno Nacional Argentino.

Por su parte, el obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, realizó una invocación religiosa en la que recordó el 36to. aniversario de la Guerra de Malvinas.

Luego, Sosa pronunció una palabras alusivas: "Esta es una fecha que para los argentinos es pródiga en sentimientos y emociones”, manifestó, tras lo cual instó a la “reflexión y fortalecimiento" de las "convicciones patrióticas”.

“Rendimos homenaje a nuestros Veteranos de la Guerra de Malvinas, a la memoria de nuestros muertos en combate y aquellos que nos fueron dejando a lo largo de estos 36años”, dijo el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Al referirse a los Veteranos de Guerra presentes, Sosa destacó: “Tenemos la fortuna de ser contemporáneos de aquellos que supieron cumplir el mandato sanmartianiano, tenemos el orgullo de que un puñado de héroes nos acompañen en esta ceremonia. Ojalá su ejemplo y experiencia impulse a nuestros jóvenes a emularlos en el servicio a la patria. Los bravos tripulantes del submarino ARA ´San Juan’ supieron seguir su ejemplo”.

Asimismo, el jefe militar se refirió al viaje a Malvinas realizado por más de 200 familiares que el lunes 26 de marzo pudieron visitar las tumbas de los ex combatientes en el cementerio de Darwin, lo que, consideró, “constituye un verdadero consuelo para tantos años de dolor e impotencia y mitiga de alguna manera el sufrimiento de aquellos primeros tiempos”.

“Quienes cayeron en el cumplimiento del deber y los que volvieron para dar testimonio de ese sacrificio, merecen que cada año expresemos nuestro reconocimiento y gratitud. Ellos no hicieron cuestionamientos políticos ni estratégicos, no se preguntaron los por qué o para qué, simplemente fueron a cumplir con su deber de soldados”, manifestó.

El jefe del EMCO mencionó que el objetivo de la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwichs del Sur, expresamente contemplado por la Constitución Naciona, es "irrenunciable y permanente" y “representa una causa nacional en el corazón de cada uno de los argentinos”.

Tras las palabras de Sosa, se colocaron ofrendas florales en el Cenotafio de Malvinas en nombre de Agrupaciones de Veteranos de Guerra, de las Fuerzas de Seguridad, del Ministerio de Defensa y de las Fuerzas Armadas.

Al finalizar el acto se realizó un toque de silencio por la memoria de quienes ofrendaron su vida y se entonaron las estrofas de la Marcha de Malvinas.