Adiestramiento de tripulaciones de la Aviación Naval en cabina invertida

Miembros de las escuadrillas aeronavales se adiestran en técnicas específicas de supervivencia y escape de cabina sumergida, en el Centro de Adiestramiento de la Fuerza Aeronaval N° 2 (CIFA).


Espora – Tripulantes de las unidades dependientes del Comando de la Aviación Naval realizan en las instalaciones del Centro de Adiestramiento de la Fuerza Aeronaval N° 2 (CIFA), en la Base Aeronaval Comandante Espora, ejercicios de adiestramiento para obtener y mantener las habilitaciones necesarias para desempeñar funciones a bordo de aeronaves que vuelan sobre el mar.

El adiestramiento en cabina invertida tiene por objeto capacitar a los pilotos, mecánicos de vuelo, operadores y nadadores de rescate en los diferentes factores involucrados en una situación de emergencia durante el escape de una aeronave que, ante una emergencia volando sobre el mar, debe anavizar y se sumerge en el agua, a fin de aumentar las chances de supervivencia. Los instructores son integrantes del grupo paracaidistas y nadadores de búsqueda y rescate de la Aviación Naval.

El curso se inicia con un “prevuelo” que abarca todas las consideraciones necesarias para el desarrollo de las ejercitaciones. La actividad práctica comienza en la pileta cubierta con la llamada “acuatización”, que consiste en diversos ejercicios en la misma, como salto de borda al agua, natación utilitaria, nado subacuático y flotación.

Luego se lleva a cabo la familiarización y empleo de los diferentes equipos de supervivencia que los tripulantes de aeronaves que vuelan sobre el mar llevan en sus chalecos, como son los respiradores autónomos de emergencia.

Otra fase consiste en efectuar la simulación de arrastre y desprendimiento de paracaídas sobre el agua. Por último, se realiza en la pileta de simuladores el ejercicio de escape de cabina sumergida –de avión monoplaza o de aeronave multiplaza– y el posterior izado con guinche de rescate.

Este adiestramiento forma parte del plan anual de las escuadrillas aeronavales y es requisito para dar continuidad a la actividad de vuelo; y para estar en condiciones de dar respuesta a los requerimientos operativos.

Este año, además, se han establecido protocolos particulares durante el adiestramiento efectuado, a fin de observar las normas establecidas en el marco de la pandemia COVID-19.